Ocho cosas que quizá no sepas sobre ‘Under Pressure’ de Queen

david bowie freddie mercury queen under pressure

Under Pressure, publicada en el disco ‘Hot Space’ de Queen, es una de las colaboraciones más celebradas de la música.

Hace casi 40 años se lanzó como sencillo una de las colaboraciones más aplaudidas y celebradas de la historia de la música; Under Pressure.

Queen y David Bowie lanzaron en 1981 Under Pressure, una composición donde reinaba lo experimental con la que hicieron las delicias de muchos de los seguidores de uno y otro artista.

Para algunos, Under Pressure fue una de las piedras angulares del pop rock, presente en Hot Space, el décimo álbum de estudio de Queen. Repasemos algunas de sus curiosidades:

1. Surgió de forma improvisada

Originalmente, Bowie se había juntado con Queen para cantar los coros de fondo de la canción Cool Cat del grupo británico en julio de 1981. Pero al final no hicieron esto, ya que la banda y Bowie llegaron a la conclusión de que lo mejor sería componer un tema nuevo. Entonces, después de pasar un tiempo juntos, escribieron esta canción.

2. Es el resultado de un maratón de vino y cocaína

Fue en el mítico estudio de Montreux (Suiza), en el que Freddie Mercury compuso la mayor parte de sus canciones. Era su retiro, en el que encontraba su inspiración y que ya se ha convertido en un lugar de peregrinación de los fans del artista. Según el relato de un biógrafo de Mercury, se volcaron en un maratón de 24 horas de vino y cocaína, que terminó con el esqueleto de Under Pressure.

Roger Taylor Brian May David Bowie

3. Dudas acerca de la autoría

Siempre ha existido cierta controversia sobre quién fue el compositor. John Deacon, el bajista de Queen, afirmó en una entrevista que fue Bowie el que compuso la parte instrumental, algo que fue negado por él posteriormente. A pesar de que, en definitiva, los derechos de la canción acreditan a los cinco músicos, los miembros que aún viven han afirmado que la melodía vocal de la canción corresponde a Freddie Mercury, y el resto trabajaron sobre ella haciendo arreglos. Podemos decir, por tanto, que fue resultado de una magnífica lluvia de ideas entre todas las partes.


4. Sin Roger Taylor no habría sido posible

Fue el batería de Queen el que ejerció de intermediario entre las que entonces eran las estrellas del rock más grandes del momento. Conoció a Bowie durante un periodo de desintoxicación en una clínica suiza y estuvo implicado en la producción de la canción e hizo algunas mezclas preliminares.

5. Nunca la cantaron juntos en directo

Por culpa de las circunstancias y de la triste y temprana pérdida de Freddie Mercury, nunca interpretaron el tema juntos frente al público. En el concierto homenaje al cantante de 1992, David Bowie la interpretó junto a Annie Lennox en una actuación que siempre será recordada.

6. Piques entre estrellas

No fue fácil llegar a una colaboración tan perfecta, sobre todo en la inclusión final de las voces de Freddie Mercury y David Bowie. Francamente, según cuenta, estaban picados vocalmente y cantaron su parte individualmente, sin que se escucharan el uno al otro. Freddie no escuchaba a David, ni David escuchaba a Freddie. Brian May cuenta: “Fue muy duro, debido a que ya teníamos a cuatro divos, y se sumó un quinto con David, que era tan divo como todos nosotros”.


7. La increíble versión a capella

Es una de las grabaciones más celebradas de la historia de la música. Se trata de las voces de David Bowie y Freddie Mercury sin música de fondo, en la que se puede apreciar la maestría con la que las dos estrellas entonaban la canción.

8. ¿Queda más por contar?

“No todo lo que hicimos en esas sesiones salió a la luz”, ha confirmado Brian May en varias ocasiones con respecto a todo lo que pasó en esa famosa sesión. Según él, habría más material grabado que nadie conoce. Sobre ese material que aún no conocemos, May comentó que éste podría ser desvelado en algún momento, pero aún es todo un misterio.


Síguenos en Facebook