“Freddie Mercury estaría orgulloso de ver a Adam Lambert en su lugar”

Queen Adam Lambert QAL Vancouver 2019

Brian May y Roger Taylor lanzan ‘Live Around The World’, disco en vivo que recoge los mejores momentos en los que han colaborado con Adam Lambert.

Ni los más optimistas podrían pensar que el tándem formado por una de las bandas británicas de rock más importantes de los setenta y un cantante que se dio a conocer en un talent show de la televisión americana pudiera durar más allá de dos o tres giras. Pero casi diez años después de su primera vez juntos en la carretera, Brian May y Roger Taylor, los dos miembros que siguen en activo de la formación original de Queen tras la muerte de Freddie Mercury y la retirada de John Deacon, y el joven intérprete norteamericano Adam Lambert continúan colaborando y este 2 de octubre lanzan su primer disco juntos, Live Around The Worlduna recopilación de los mejores momentos de sus más de 200 conciertos en todo el mundo durante estos últimos ocho años.

En un encuentro interactivo presentado por el locutor de BBC Radio Matt Everett, los tres componentes actuales de la banda han presentado el nuevo trabajo. Respondieron a las preguntas de medios y seguidores, demostrando tener entre ellos la misma sintonía que se percibe en sus actuaciones. “Aprendo mucho cada día con Brian y Roger. Poder tocar con ellos y hablar sobre aquella época dorada de Queen y sobre otros temas menos profesionales me ha hecho mejor músico y mejor persona“, ha apuntado Lambert. “Es genial introducir sangre fresca en el grupo, alguien que viene a ensayar con entusiasmo y nuevas ideas. Adam es como un hermano pequeño“, ha indicado May. “Y además, una de las mejores voces del momento”, ha apuntillado Taylor.

Buen ambiente y recuerdo a Freddie

En mitad del cruce de halagos constante y los gestos de complicidad entre los miembros de Queen y Adam Lambert, también ha habido tiempo para recordar algunos de los momentos que aparecen en el nuevo disco. Especialmente el concierto que ofrecieron en Sidney poco después de los incendios que asolaron Australia entre diciembre de 2019 y enero de 2020. Además de tener un significado especial por el carácter benéfico del show, May, Taylor y Lambert sorprendieron a los allí presentes con su repertorio. “Antes de salir vimos que el público estaba entusiasmado y la atmósfera era electrizante. Pensamos que teníamos que hacer algo especial y tocamos el mismo setlist que en el Live Aid de 1985″, comentó el batería de la banda.

Durante la conversación la figura de Freddie Mercury ha estado muy presente, al igual que sus últimas giras. En ellas le han rendido tributo tocando algunas canciones mientras reproducían su voz por línea. Pero May y Taylor parecen haber encontrado con Lambert al sustituto perfecto. “Freddie estaría muy orgulloso de ver a Adam ocupando su lugar en Queen” ha afirmado rotundamente el guitarrista. “Sube al escenario y hace sus propias versiones de nuestras canciones, no es un imitador de Freddie Mercury“.

Innovación

Colaboraron por primera vez en 2009 en el programa American Idol, cuando Lambert era uno de los concursantes e interpretaron juntos We Are The Champions. En 2012 subieron por primera vez juntos al escenario y parecen tener intención de volver a hacerlo en cuanto sea posible. Lo que parecía un experimento ha durado ya casi el doble de tiempo que su anterior colaboración con Paul Rodgers (giraron juntos entre 2004 y 2009), líder y vocalista de Free y Bad Company y toda una institución en la música británica. “Encajamos muy bien juntos a pesar de la diferencia generacional. Tenemos unos valores musicales y personales que nos unen, y eso se nota en el escenario”, ha señalado Taylor

Los tres componentes actuales de la banda reconocen tener ganas de innovar y añadir cosas nuevas a sus shows. Pero siempre sin perder lo que es la esencia del directo, algo que aseguran que es la clave de este disco. “El espectáculo ha crecido mucho a nivel visual, con pantallas, plataformas móviles y cosas que le dan un extra a la audiencia. Pero a nivel musical, los instrumentos que suenan son los que se ven en el escenario y eso le da ese toque de pureza y autenticidad a la actuación“, ha comentado Lambert. “Eso es lo principal de un álbum en directo, que se recoja la atmósfera del concierto y que exista esa sensación de que cualquier fallo puede ocurrir”, ha añadido May.

Con la vista puesta en 2021

Tras un año en el que la crisis sanitaria les obligó a cancelar todas las fechas de su gira y en el que un infarto pudo acabar con la vida de Brian May el pasado mes de mayo, miran con optimismo al futuro y al 2021, momento en el que esperan poder volver a la carretera. “Este año hemos aprendido mucho y probablemente la vida ya no vuelve a ser igual que antes después del coronavirus. Hemos tocado con los fans a través de internet. E incluso hemos entablado un trato más cercano con ellos a pesar de la distancia”, ha comentado May. “Pero queremos volver al escenario y hacer lo que más nos gusta. Y si con eso además podemos hacer feliz a la gente, pues mucho mejor”

Con más de 70 años cada uno, Taylor y May se resisten a la retirada aún pudiendo vivir de rentas del pasado y del inmenso legado de Queen. Y seguramente Lambert podría seguir su camino en solitario sin la presión que supone tener que subir al escenario para ocupar el lugar de Freddie Mercury. Pero el espectáculo tiene que continuar.

Fuente: El Mundo.

COMPARTE

Comentarios