Freddie Mercury y su inaudita relación con Locomía que deja a todos asombrados

Freddie Mercury Queen Locomía

Freddie Mercury coincidió con el excéntrico conjunto español en una ocasión para el recuerdo y de la que quedó una gran huella.

Muchos coincidirán con nosotros en la idea de que entre “Locomía” y Freddie Mercury había un punto en común que los acercaba, incluso más que a conjuntos con el mismo estilo musical. Hacemos referencia al interés desenfrenado de ambas partes por lo estrafalario, todo aquello que rompiera esquemas y planteara la posibilidad de nuevos paradigmas estéticos y en el arte. Él triunfaba en el Reino Unido mientras que, a la banda de los abanicos, su público la encontraba más que nada en Ibiza. Sin embargo, supieron coincidir en una oportunidad quizás por esa mística energía que emanaban.

Algunos especialistas en la obra de Freddie Mercury aseguran que fue el responsable de haber celebrado en Ibiza la fiesta más grande de todos los tiempos. En el vocalista eran muy habituales las celebraciones con mucha gente y con todo tipo de excesos. Fue la isla del mar Mediterráneo la que lo vio en su mayor esplendor. Allí festejó nada más y nada menos que su cumpleaños número 41. Para entonces ya sabía que su vida terminaría en breve a causa del HIV.

freddie mercury queen 1981

Aparentemente, la fiesta comenzó en el hotel Pike’s pero tras algunas horas el lugar les quedó pequeño y la multitud decidió trasladarse. Acompañaron a Freddie a la entonces denominada discoteca “Ku”, la más grande del mundo al aire libre. Allí esperaba bailando con todo su equipo Xavier Font, el fundador de “Locomía”. Bailaron algunas canciones juntos, se tomaron fotografías y luego Xavier sintió que debía obsequiarle algo a modo de souvenir. Se le ocurrió entregarle un par de los clásicos zapatos puntiagudos que usaban sus bailarines en escena y que eran diseñados por él. El londinense quedó tan encantado que al otro día y aún con los resabios de semejante velada, se presentó en la boutique en la que Font ofrecía sus creaciones.

I’m Going Sligthly Mad

“Se llevó dos chaquetitas por un valor de 2.200 dólares. Además, me dijo que le habían gustado mucho mis zapatos, que los iba a usar”, ha comentado el catalán en alguna entrevista pero la realidad es que aquellas palabras fueron tomadas por él como un cumplido pues no esperaba que jamás los usara o al menos no en público. Freddie Mercury cumplió con su palabra y utilizó los míticos zapatos en lo que quizás haya sido la ocasión más representativa del final de su carrera y de su vida: en el vídeo de la canción “I’m Going Slightly Mad”, uno de los últimos que grabó antes de morir.

“Lo vi por casualidad en YouTube hace poco. Si lo piensas, es increíble que un monstruo como Freddie Mercury llevase en su último videoclip un pedazo de Locomía, todo un honor”, expresó el artista multifacético en relación a ese homenaje silencioso que su colega le hizo sin avisarle. Sin lugar a dudas, ambos personajes compartían una visión estilística y artística similar. Es por eso que el cantante de “Queen” encontró la oportunidad de vestir esos zapatos. Quizás si el tiempo se lo hubiese permitido, podrían haber realizado algunas colaboraciones o bien Xavier haberlo vestido en más oportunidades.

Suscríbete a nuestras noticias de Queen

Publicidad