La sufrida infancia que llevó a Freddie Mercury a la cima

freddie mercury joven young early

Freddie Mercury tenía muy claro su objetivo y, a pesar de las circunstancias, nunca dejó de trabajar para lograrlo.

El jueves 5 de septiembre de 1946 nació Freddie Mercury en Zanzíbar, aunque en aquel entonces ni él ni nadie imaginaba que así lo iba a reconocer todo el mundo. Farrokh Bomi Bulsara era su nombre original, el cual significa “feliz”.

Quienes lo trajeron al mundo era una pareja de indios que trabajaba en la administración colonial durante el periodo en el que la isla estaba bajo protección británica. Así es la insuperable voz que identifica a “Queen”, nació y creció empapada por el agua de las costas del este de África. En una cultura e idiosincrasia que, sin lugar a dudas, influyó en el estilo artístico por el que después se hizo famoso.

Pasaron más de treinta años desde que Freddie Mercury falleció a causa de las complicaciones del HIV. Como su trabajo nunca pierde vigencia, llevamos la vista hacia el pasado en búsqueda de aquellas piezas de rompecabezas que suelen estar escondidas en el fondo de la caja. Bomi y Jer Bulsara son los nombres de sus progenitores, la última, una fiel defensora de su talento y de sus sueños.

Destino: Londres

El niño creció y se educó en Bombay pero la posterior revolución libertadora lo llevó a marcharse junto al resto del clan. El destino era Londres.

El cambio de residencia derivó en que la joven estrella comenzara a vivir más de cerca sus sueños musicales. Si bien en el sitio previo ya comenzó a incursionarse en la música, nada se comparaba a lo que encontró en la capital.

“Desde el comienzo Freddie fue musical. Tenía la música en su cabeza todo el tiempo. Podía tocar cualquier melodía. Escuchaba algo y se ponía a tocarlo directamente”, comentó su madre en una entrevista a The Telegraph tras su muerte. De ese modo dejaba en evidencia que lo de su hijo no fue un golpe de suerte solamente.

Artista

Ya en Londres, Freddie Mercury comenzó a estudiar diseño gráfico. Muchos aseguran que por esa vía es que canalizó en primera instancia sus aspiraciones artísticas, de hecho, el estilismo de “Queen” fue creado por él. Sin embargo, ni siquiera con estudios formales orientados hacia otro campo, abandonó la música.

“Una vez entré a su habitación en Feltham y le dije que iba a limpiar toda la basura, incluyendo todos esos papeles debajo de su almohada. ‘No te atrevas’, me contestó. Escribía canciones y letras en pedacitos de papel y las ponía debajo de su almohada antes de dormir”, aportó en otro momento Jer.

Ese deseo irrevocable por la composición era percibido por su padre como una distracción y, a menudo, motivo de discordias.

“Le importaba mucho más la música que el estudio y mi marido decía que no entendía qué iba a hacer de su vida”.

Su madre intentaba interceder entre los hombres y hasta intentó que Freddie Mercury buscara algunos trabajos comunes.

freddie mercury jer bulsara madre

Música

Afortunadamente, el campo del diseño gráfico no tomó con demasiada seriedad las intenciones del joven. Si le hubiesen ofrecido un empleo, quizás nunca hubiese llegado a brillar en lo que tuvimos la posibilidad de percibir luego. De todos modos, es imaginable que también en esa área se desempeñara como un genio.

Lo que vino luego es historia conocida por todos. Se mudó para evitar generar molestias a los vecinos y comenzó una vida de bohemia que lo llevó a conocer a Brian May y Roger Taylor. Luego, ante la ausencia de Tim Staffell, lo convocaron y así surgió “Queen”.

“Él tenía un sueño y fue a buscarlo. Me siento orgullosa de que sigue siendo mi Freddie y que no fue olvidado. Dios lo amaba mucho. Por eso se lo llevó”.

Así recordaba Jer Bulsara a Freddie Mercury, su retoño al que siempre dio apoyo a pesar de los disgustos que le ocasionaba su extravagancia.

Valora este artículo

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.


*