Así se gestó la extraordinaria canción de Queen sin Freddie Mercury

brian may queen

6 años después de la muerte del legendario Freddie Mercury, Queen publicó un single en homenaje al cantante.

Tras el fatídico 24 de noviembre de 1991, día en que murió Freddie Mercury, los millones de fans de Queen se lamentaban. Habían perdido la voz que le daba vida a una banda que marcó una época en la historia de la música. Pero también se preguntaban qué iba a pasar con la banda tras perder a su cantante. Sin mucho más que pensar, los artistas británicos siguieron tocando hasta que en 1997 decidieron dedicarle una canción a quién fue el alma del grupo.

“No-One But You (Only The Good Die Young)” fue escrita por el propio Brian May en colaboración con el resto de los integrantes de Queen. La producción de esta canción llevó varios años para que quedara terminada. En declaraciones de los propios músicos, la muerte de Lady Di en agosto de 1997 fue el motivo por el cual decidieron terminarla y darla a conocer.

Una vez que se entrenó “No-One But You (Only The Good Die Young)”, tantos los fans como los expertos musicales denominaron a esta creación como “La última canción de Queen”. La canción formó parte del recopilatorio “Queen Rocks”, que reunía los temas más rockeros de la banda seleccionados por ellos mismos.

Si bien Brian May fue quien se encargó de escribir las estrofas de la canción, el guitarrista de Queen reveló que una vez que terminó de escribirla le envió la maqueta a Roger Taylor para que la escuchara. El compositor británico se tomó su tiempo, traducido en varios años, darle el veredicto a quien era el mejor amigo de Freddie.

La última canción

Después de escucharla, Taylor se comunicó con Brian y le sugirió que “No-One But You (Only The Good Die Young)” podría convertirse en una canción de Queen. Además, Roger decidió cambiarle un poco el ritmo para lograr que la letra fuera menos especifica hacia Freddie Mercury.

Ya con la aprobación de todos los integrantes de la banda, decidieron grabarla y esta fue la última intervención musical de John Deacon, que se retiraría del mundo del espectáculo. Después del estreno, muchos aseguran que este sencillo fue la última canción de Queen.

Suscríbete a nuestras noticias de Queen