Por qué ‘We Are The Champions’ de Queen es irremplazable

freddie mercury queen we are the champions

El mítico tema de Queen, compuesto por Freddie Mercury en 1977, es y será el himno de los eventos deportivos.

Si de himnos atemporales del rock hablamos, los de Queen están claros. “We Will Rock You” y “We Are The Champions”, ambos incluidos en el disco “News Of The World” (1977). Son dos canciones de la banda que fueron concebidas expresamente para interactuar con las masas.

El resultado de aquel propósito no pudo ser más óptimo y prueba de ello es la repercusión que todavía hoy tienen ambas canciones cuando suenan sus primeros compensases en cualquier lugar y contexto. Basta con los primeros segundos de canción para que todo el mundo se anime al menos a tararearlas (lo de cantarlas con acierto ya es otra cosa)…

Nos ocuparemos aquí del segundo de estos magníficos temas. ‘We Are The Champions’, compuesta por Freddie Mercury para el citado álbum, puede definirse como una balada rock que va “in crescendo”. Publicada el 7 de octubre de 1977 (hace la friolera de 43 años), se convirtió pronto en todo un hit planetario.

Inicialmente alcanzó el segundo puesto en la UK Singles Chart y el cuarto en el Billboard Hot 100 de los EE.UU. Además entró en el top 10 en Irlanda, Países Bajos y Noruega, y en el top 15 en Alemania, Austria y Suecia. La banda con Mercury al frente la utilizó siempre en sus directos para poner un epílogo grandilocuente a todos sus conciertos (siempre antes del “God Save The Queen”).

Canción ligada al deporte

Incluida decenas de veces en películas y series de televisión, destaca sin embargo por ser un himno de las competiciones deportivas. Ciertamente, no hay deporte que se precie, especialmente el fútbol, que no la haga sonar por la megafonía del estadio cuando la final del torneo ha terminado y el campeón recoge la copa o festeja el título. Se produce entonces la simbiosis perfecta: un triunfo deportivo, una afición eufórica que festeja la victoria de su equipo y una canción potentísima que eleva más el momento a través de la celestial voz de Mercury. La perfección existe.

Se trata de una canción que da igual las veces que la hayas escuchado. Estremece y emociona a partes iguales; hace que te vengas arriba y si, como decimos, se asocia a un éxito personal o colectivo, deportivo o de otro orden, maximiza exponencialmente las sensaciones. Es verdaderamente, un chute de adrenalina

Insustituible

Sin embargo, los tiempos pasan y alguien debió pensar que, después de tantos años, había que cambiar de registro, sobre todo en el mundo del fútbol. Algún iluminado, no sé si especialista en marketing, pensó que había que acompañar las victorias en las finales con otras canciones más modernas, e ir sustituyendo poco a poco al himno de Queen…

Así, todos hemos escuchado estos años como sonaban en las finales de la UEFA Champions League y la Europa League otras buenas canciones, pero sin el mismo punch que ‘We Are The Champions’. Evitando citar a estos grupos y canciones para no herir sensibilidades, diremos que nunca fue lo mismo…

De ello han parecido darse cuenta los organizadores del fútbol de un tiempo a esta parte, de modo que han vuelto a casa, al temazo de Queen, a la canción por antonomasia del triunfo, y la han recolocado en lugar preponderante de las celebraciones. Rectificar es de sabios…

Cuando escribía estas líneas acababa de disputarse la Final de la Copa del Rey de fútbol en España, con triunfo del F.C. Barcelona frente al Athletic Club por 0-4.

Leo Messi alzaba tras el partido la Copa y luego en el césped se hacía la foto con el resto del equipo mientras sonaba la voz de Freddie. Me dije entonces:

“Sí. Definitivamente, We Are The Champions es irremplazable.