El primer museo del mundo dedicado a Freddie Mercury

Abierto en noviembre de 2019 en Stone Town, en las islas Zanzíbar (Tanzania), el espacio pretende celebrar al cantante en su ciudad de origen.

ABC.- El objetivo es poner a Stone Town, en las islas Zanzíbar (Tanzania), en el mapa de lugares emblemáticos del rock. Y es que en el barrio histórico de esta ciudad un antiguo edificio atraia, antes de la pandemia, a los visitantes. Se trata del primer museo dedicado a Freddie Mercury.

Y es que el mayúsculo vocalista y líder de la banda de rock británica Queen nació en Zanzíbar, el 5 de septiembre de 1946, con el nombre de Farrokh Bulsara. Allí comenzó a tocar el piano desde muy joven y a los diecisiete años huyó de la isla junto a su familia a causa de una sangrienta Revolución en el país para desembarcar en Inglaterra. El piano que tocara siendo joven, lo tienen en este museo. O fotos de su infancia, que es un material raro de encontrar.

Como saben, los Bulsara eran una familia que profesaba la religión del zoroastrismo, eran parsis, y se cree que el pequeño Farrokh comenzó a cantar en el templo de esta religión en la ciudad, en la que habían 300 miembros (ahora solo quedan unos pocos y el templo ha sido abandonado, según la «CNN»).

Freddie Mercury

Según explica este medio, a raíz del éxito de «Bohemian Rhapsody», la película de 2018 por la que Rami Malek ganó un Oscar por la interpretación de Mercury, la popularidad del fallecido cantante también aumentó en la localidad que le vio nacer (aunque, en realidad, desde hace tres décadas es el centro de peregrinaje de cualquier admirador suyo).

Así, aprovechando el boom del personaje en la isla, el empresario de Zanzíbar, Javed Jafferji, decidió abrir este museo. Aunque en absoluto se trata de un advenedizo, pues vivió en Londres a mediados de los 80 y fue un gran fan de la banda, y ya en 2002 abrió una tienda de regalos en la casa de los Bulsara llamada «Mercury House». Casi dos décadas después, cerró el trato de abrir el museo con el mismísimo Brian May.

Así convirtieron «The Mercury House», tienda de regalos, en un museo, centrado en aquellos primeros año del gran artista en aquella isla. El museo abrió el 24 de noviembre de 2019, el 28 aniversario de la muerte de Mercury. Sin embargo… la pandemia golpeó. Y el museo tuvo que cerrar, así como el plan de visitas guiadas.

Pero son optimistas respecto a su vuelta al ruedo. Quieren que la gente sepa los orígenes de un artista de su calibre, orgullo de la isla. Hablando de orgullo, precisamente uno de los aspectos más llamativos del museo es que es complicado celebrar la figura personal de Mercury, por temas religiosos, ya que se trata de una comunidad predominantemente musulmana en donde la homosexualidad es ilegal. Así que el museo se centra en su música.