Las otras canciones que no deberían faltar en «Bohemian Rhapsody»

Freddie Mercury y Mary Austin en Bohemian Rhapsody

El primer tráiler oficial del esperadísimo biopic sobre Queen y su carismático líder, Freddie Mercury, no ha dejado indiferente a nadie.

Alejandro Arbelo.- Millones de reproducciones en YouTube del tráiler de Bohemian Rhapsody avalan la enorme expectación creada por una película que podría catapultar a su protagonista principal, Rami Malek, a las nominaciones a los Óscar.

Si bien los entresijos de la trama, el ritmo narrativo o la actuación final de los cuatros actores que encarnan a Freddie, Brian, Roger y John, suscitan las lógicas reservas y dudas previas al estreno, no pasa lo mismo con la banda sonora obvia de la película: la genial música de Queen.

Así, su tráiler comienza fuerte: intro de Marc Martel (ex Queen Extravaganza) haciendo los míticos coros de Freddie en concierto; seguida de una mezcla de Another One Bites The Dust y Killer Queen; la parte operística de Bohemian Rhapsody y, de colofón, dejando con ganas de más al respetable, la siempre potente We Will Rock You.

Dado que la acción del film transcurrirá hasta julio de 1985, fecha de la mítica actuación de Queen en el Live Aid celebrado en Wembley, todos podemos hacernos una idea del repertorio de canciones que se incluirán en la obra para acompasar la apasionante historia de la banda.

Es presumible que estén todas las que tienen que estar, pero, ¿qué otras canciones de Queen, al margen de los grandes éxitos, deberían tener su espacio en el film?

La lista podría ser casi interminable, por lo que me he atrevido tan solo con una muestra, indicando eso sí el contexto en el que deberían sonar (siempre y cuando los hechos que describo se narren en la película):

Goin’ Back (1973). Canción de Mercury interpretada bajo el pseudónimo de Larry Lurex para un proyecto musical de los estudios Trident, su letra habla de la juventud y de regresar. Tal y como ya ha sido utilizada en documentales sobre la trayectoria de Queen, encajaría perfectamente en los inicios de Freddie en Zanzíbar, su llegada a Reino Unido, etc…

Father To Son (1974). Perteneciente al segundo álbum de la banda (Queen II), su título (“De padre a hijo”) la haría válida para escenificar el “ok” de Harold May a la carrera musical de su vástago. Éste nunca entendió que Brian, con estudios superiores, optara por ese mundo del rock, llegando a pensar incluso que desperdiciaba su vida, percepción que cambió por completo cuando presenció in situ la actuación de la banda en el Madison Square Garden de Nueva York en 1977.

Dead On Two Legs (Dedicated to…) (1975). El primer mánager de Queen, Norman Sheffield, bien mereció esta canción que rezuma el rencor que le terminó profesando el cuarteto. No en vano, su mala gestión propició que Freddie y sus chicos se encontraran en bancarrota pese al incipiente éxito. A buen seguro, esta parte de la historia de Queen se narrará en la película, por lo que la canción entiendo que debe aparecer…

Love Of My Life (1975). Nunca incluida en un Greatest Hits, lo cierto es que esta balada de A Night At The Opera siempre ha contado con el beneplácito de los fans de Queen. Canción imprescindible en los directos de la banda, resulta ideal para contar el noviazgo de Freddie con su querida (y heredera final) Mary Austin.

Body Language (1982). No tanto por su calidad musical, si no por su idoneidad, este tema del álbum Hot Space debería aparecer en la película para narrar el descenso a los infiernos del líder de Queen.

A principios de los 80, en una etapa de inestabilidad emocional colectiva de la banda, Freddie comenzó a frecuentar determinados clubs nocturnos de ambiente y lo hizo de la mano de compañías que poco o nada le beneficiaron.

Este aspecto escabroso de su vida tal vez no se incluya en el film, o se aborde de soslayo dado el perfil de la obra (dirigida a todos los públicos). Aún así, canción a tener en cuenta.

Machines (Or Back To Humans) (1984). ¿Qué mejor introducción la de esta canción para narrar el reencuentro de Queen tras su -digámoslo así- año sabático? Sonido de máquinas para contar cómo el grupo volvió a la fábrica, el estudio de grabación, empezó a carburar, y recuperó su esencia con el brillante álbum The Works

COMPARTE

Comentarios