«SIDA RISA» o cómo reconocer la falta de inteligencia

sida risa freddie mercury

¿Cómo es posible que un fan de Freddie Mercury se ría de él y le insulte? ¿Cómo es posible? ¿El sida es un tema gracioso para alguien normal?

Jorge Álvarez Camacho.- Como Freddie era homosexual, hasta el cansancio podemos leer al homófobo de turno dejar un comentario del tipo: “Freddie, don homosexual”, «Freddie y el sida» o «Freddie el sidoso».

Sin duda, demuestra un alto índice de inteligencia y de una creatividad inigualable ¿verdad? Ese comentario demuestra un gran talento, quizás comparado a talento de Picasso o Dalí, ¿cierto?

¡Claro que no! Hasta un niño de 5 años tiene más creatividad.

El plan de estos pseudo-fans es el siguiente: Como Freddie Mercury era gay, hay que decir algo en relación a su condición sexual y me creo gracioso. Lo gracioso es el “don”. Si hubiera puesto “Freddie Mercury homosexual” no tiene tanta gracia, pero al decir “don homosexual” hay que reconocer que es una genialidad.

¡Qué lástima!

Luego, tenemos los humoristas del año. Aquellos que ponen “SIDA RISA”, es decir, dicen “si da risa” pero al unirlo hablan de la enfermedad que mató a Freddie. Doble significado.

¿Cómo puede ser gracioso usar la enfermedad como broma?

Imagínate que un amigo íntimo tuyo muere de accidente de coche porque iba borracho. Tenía demasiado alcohol en la sangre. Él se llamaba Raúl. Un día, te digo: ¿Te apetece salir esta noche? Te invito a una copa, te invito a un Raúl con hielo. ¿Te haría gracia?

Si tu respuesta es sí, tienes lo que se denomina psicopatía.

Imagínate que quieres recordar a tu amigo, hacerle un homenaje y pones una foto suya en tu muro de Facebook y pones: “Te echo de menos, amigo” y yo debajo pongo: “Raúl, don borracho”.

¡Lamentable!

El que habla insultando, utiliza el insulto para llamar la atención. Son personas de baja autoestima. No tienen la suficiente brillantez para destacar por sus argumentos, por ese motivo intentan imponerse, sobresalir con insultos. Lo mismo ocurre, con las personas que no saben dialogar porque no tienen la capacidad de combatir dialécticamente. Como no tienen recursos lingüísticos empiezan a gritar, a elevar la voz e intentar ganar la conversación con la violencia. Es el único modo que tienen. Lo mismo hacen los orangutanes. Los humanos saben comportarse y debatir ideas con respeto.

El que se ríe de la enfermedad de otro. Quien se ríe de la condición sexual de otro tiene una psicopatía evidente, baja autoestima y una necesidad abrumadora de llamar la atención.

Es una lástima que vengan a insultar a Freddie Mercury y sigan considerándose fans.

El respeto es una virtud que solo los inteligentes pueden llevarla a cabo.