Ni con Queen, ni sin Queen

Extracto del libro “«A Freddie le hubiera encantado…» La otra historia de Queen”, por Antonio Hervás Pinilla.

Para muchos de sus fans, la historia de Queen terminó en 1991, el año que murió Freddie Mercury. Pero la realidad es que en 2011, al celebrarse el 40º aniversario de la creación del grupo, su mera existencia iba a cumplir más años sin su eterno vocalista que con él.

Dicha efeméride se conmemoró con la realización de actos diversos, exposiciones, edición de libros, reedición de discos (con nuevo contrato discográfico incluido) y el anuncio de más proyectos de futuro, que se extenderían hasta más allá de 2015, demostrando que la música del grupo sigue hoy más viva que nunca y la marca Queen más que rentable.

Superados los días de lágrimas, homenajes y varios intentos de epílogo de la andadura del grupo, su historia sigue escribiéndose hasta hoy unida a una frase casi siempre indemostrable: «A Freddie le hubiera encantado».

Extracto del Capítulo 5. Ni con Queen, ni sin Queen.

El año 1997 terminó con una doble sensación respecto al futuro de Queen: Por una parte la de un nuevo comienzo, con la vuelta al estudio de sus tres miembros restantes por primera vez desde que terminaran «Made in Heaven» en 1995. Pero, por otra parte, la publicación de «Queen Rocks» y su nueva canción «No-One But You», suponía el último homenaje y colofón a este periodo de dos años de intensa actividad musical y promocional del grupo.

John Deacon, al parecer, lo entendió de esta segunda forma y, aunque desde la muerte de Freddie Mercury apenas había aparecido en actos públicos, se retiró definitivamente de la música. Por el contrario, tanto Brian May como Roger Taylor estaban terminando de grabar sus nuevos discos en solitario que estarían listos en 1998.

Mientras el batería, que siempre había sido el más partidario de continuar con el grupo, no cerraba ninguna puerta respecto al futuro de Queen, el guitarrista volvería a intentar poner tierra de por medio. Su nuevo disco «Another World» se publicó el 1 de junio de 1998 en Reino Unido y May comentó por aquel entonces que con su primer álbum «Back to the Light» intentó romper el vínculo con Queen:

«Algo que no pude hacer, sobre todo cuando nos pusimos a trabajar en ‘Made In Heaven’ y todos los demás proyectos que vinieron después. El problema estaba en que Queen era y es como una trampa, pese a que esté orgulloso de haber trabajado en ese proyecto. En ese sentido ‘Back to the Light’ me sirvió de terapia y ’Another World’ ha servido para reafirmarlo»

Aseguró que siguió trabajando hasta hace poco en homenajes y recopilaciones «porque si no, otro hubiera tomado el control de las cosas.» «La canción ’No-One But You’ entró en ‘Queen Rocks’ porque la escucharon Roger y John y pensaron que tenía un sonido muy Queen y debía entrar en el disco. Entonces pensé: “Otra vez vuelvo a las andadas y otra vez estoy con el grupo que me absorbe”. Todo eso ha pasado y ahora me siento realmente libre».

Respecto al sonido Queen del disco Brian comentó:

«Queen forma parte de mi vida y es normal que puedas encontrar un sonido que recuerde a la banda. Por otra parte si todo el disco sonara a Queen sería señal de que no he progresado» (Oscar Pacheco, revista On The Rocks, 1998).

Aparte de los comentarios del guitarrista en distintas entrevistas promocionales de la época, lo que queda para la posteridad es el texto que el propio Brian, al igual que en sus anteriores trabajos, publicó en el libreto del disco. Lo primero que leemos es «Sí, han sido 6 años, mucho tiempo para hacer mi segundo álbum en solitario. Claro que ha habido algunas distracciones…» y añade reflexiones sobre su intento de seguir encontrando el verdadero camino, la búsqueda de la luz y que todo cobre sentido. Parece fácil deducir que esas “distracciones” que retrasaron la finalización de su álbum fueron mayormente los trabajos con Queen, a la vez que Brian seguía dejando claro en cada entrevista de la época que Queen sin Freddie Mercury era imposible.

Después del periodo promocional, May comenzó una gira de 42 conciertos, el 15 de septiembre en el Teatro Jovellanos de Gijón, que le llevaría principalmente por Europa y Reino Unido, finalizando en noviembre en Japón y Australia. En la gira «Another World» sensiblemente más corta que la de «Back to the Light» del ‘93, predominan los conciertos en recintos de tamaño medio, como teatros y salas de poco más de mil espectadores de aforo, lo que ofrece la verdadera dimensión del tirón de público que tenía el guitarrista en ese momento. Como hecho curioso, normalmente la canción con la que terminaba Brian sus conciertos era «No-One But You» presentada como «casi una canción de Queen excepto que nunca fue tocada por Queen» y no faltaba en el repertorio el tema «Love Of My Life» dedicado a Freddie Mercury.

Mientras Brian comenzaba su gira, su compañero Roger tenía listo para lanzar su cuarto álbum «Electric Fire». El batería eligió un concierto retransmitido a través de internet, el 24 de septiembre, como medio de presentación global del disco e hizo varias entrevistas promocionales del evento y de su nuevo álbum en los días previos. Las preguntas sobre el futuro de Queen eran aún habituales y a diferencia de la postura de Brian, para Roger siempre había una posibilidad para la continuidad del grupo.

Estaban a punto de cumplirse siete años desde el fallecimiento de Freddie Mercury y Taylor decía: «Él es una parte enorme de mi pasado pero aún está en mi vida. Creo que me llevó unos cinco años superarlo. Uno no se da cuenta de lo afectado que está por algo así y sólo recientemente he vuelto a la normalidad.» Su idea de futuro para Queen era la de colaborar puntualmente con otros artistas. «Nos llevamos muy bien hoy en día y de vez en cuando hablamos de la posibilidad de hacer algo. Creo que somos más propensos a hacer un disco con cantantes invitados. Funcionó muy bien con George (Michael) y creo que si lo hiciéramos se lo pediríamos, sería uno de ellos. Él encaja con nosotros porque tiene una voz tremenda y creo que sería alguien con quien tener una buena colaboración, pero es sólo una idea mía. No se lo hemos pedido.» (The Times, 19/09/1998).

El concierto del 24 de septiembre titulado «Live at Ciberbarn» logró entrar en el Libro Guinness de los Records como el concierto on-line con mayor número de gente conectada de la historia de internet hasta aquel momento. Al día siguiente en una entrevista de Russ Williams para Virgin Radio, Taylor confirmó que dicho concierto también sería lanzado oficialmente en vídeo VHS poco después. Hay que tener en cuenta que internet prácticamente estaba comenzando por entonces y las conexiones de la época no permitían por lo general una buena calidad en la retransmisión.

Al ser preguntado de nuevo por la continuidad de Queen el batería respondió:

«No lo sé. Creo que podríamos juntarnos y hacer algo en el estudio quizá el año que viene, pero realmente no lo sé. No he visto a los otros durante un tiempo y, sabes, Brian ha estado haciendo sus cosas y yo la mías, así que…».

Roger seguía defendiendo su idea de colaborar con otros cantantes, que ya había manifestado en anteriores entrevistas, cuando le preguntan sobre fichar un nuevo cantante o si Freddie es irremplazable: «Creo que nunca haríamos eso, pero creo que podríamos trabajar con otra gente ocasionalmente. Es una posibilidad, pero aún no lo hemos hecho.» La otra cuestión recurrente a la que Taylor respondió se refería la existencia de más material inédito grabado por Freddie: «Deseo que lo hubiera. No, no hay virtualmente nada lo suficientemente bueno como para salir.»

Suficientemente bueno o no, apenas tardarían unos meses en bucear de nuevo en los archivos para ofrecer a los fans algún corte de voz inédito grabado por Freddie Mercury.

El año 1998 terminó, por extraño que parezca, sin la edición de ningún nuevo disco recopilatorio o de canciones inéditas del grupo en el Reino Unido. Sin embargo, Hollywood Records sí lanzó una caja titulada «The Crown Jewels» con la reedición de los ocho primeros discos de estudio del grupo, conmemorando su 25º aniversario y casualmente el 24 de noviembre. Genios del marketing.

Texto extraído de «A Freddie le hubiera encantado…» La otra Historia de Queen. (© 2014) Ya a la venta en Amazon.

2 Comentarios

  1. Freddie ya no esta físicamente , pero no hay nadie en este mundo que escuche a Queen sin buscar a Freddie. Yo respeto y admiro a Roger y Brian,pero seamos sinceros a ninguno les fue bien en su cartera en solitario , por eso siempre vuelven a Queen

    • Tampoco a Mercury. Querer callar la música y pretender “matar” a los otros en vida tampoco es lógico. Al fin y al cabo Fred murió por ser un cabra loca y no cuidar de su salud, el show debe continuar.

Deja un comentario


*