“In My Defence”, el poder vocal de Freddie Mercury

Freddie Mercury Queen

Hace 31 años, se publicaba “In My Defence”, que describía la pasión de Freddie Mercury por la música y su amor por la vida.

El 30 de noviembre de 1992, se lanzaba como sencillo “In My Defence”. El single principal del recopilatorio “The Freddie Mercury Album”, publicado dos semanas atrás (con motivo del 1er aniversario de su fallecimiento). La canción fue un regalo del compositor Dave Clark (coescrita junto a David Soames y Jeff Daniels) para el cantante de Queen. Se grabó en octubre de 1985, y fue parte de la BSO del musical ‘Time’, disco publicado en mayo de 1986. Mercury la interpretaría en la mencionada obra, junto a Cliff Richard.

Su autor principal recordaba con claridad, como contactó con Freddie Mercury para que este participara en ‘Time’: “Hablé con Freddie alrededor del verano de 1985, y me recitó todos los nombres que participaban en el evento. ‘Ya tienes a Stevie Wonder, Dionne Warwick, Laurence Olivier, Cliff Richard… ¡Has llegado un poco tarde, querido!”. Sin embargo, Mercury acabó entusiasmándose con el proyecto.

Aunque Freddie estuvo de acuerdo, puso una condición; la participación de sus compañeros de grupo (John, Roger y Brian). Como Dave Clark tenía sus propios músicos, tuvo que convencerle con la promesa de que, si no estaba satisfecho con los resultados, volvería a grabar la canción con los componentes de Queen. De todas formas, el resultado final dejó muy satisfecho a Freddie. En consecuencia, no se hicieron versiones de Queen para ninguna de las canciones realizadas para el mencionado musical.

I’m just a singer with a song

En octubre de aquel 1985, Freddie estaba en Londrés. Trabajaba con su grupo en su duodécimo álbum de estudio (A Kind Of Magic). En esos días, de vez en cuando, lograba sacar tiempo para ir a Abbey Road Studios para grabar la parte vocal de ‘In My Defence’, y de la canción que daba título a la obra (Time).

La escalofriante y fascinante voz de Freddie en “In My Defence”, fue cantada y grabada en una increíble y única toma. ¡Impresionante! Definitivamente, este tema hizo superar los límites de las cuerdas vocales de Freddie. El hermoso piano que suena en la canción fue tocado por el teclista y productor Mike Moran (quien conoció a Freddie durante la grabación de las sesiones de ‘Time’, y luego trabajó con Mercury en el álbum ‘Barcelona’).

Graham Jarvis estaba en la batería, Paul Vincent en la guitarra, Andy Pask en el bajo, Peter Banks en los teclados y sintetizadores; y algunos instrumentos fueron tocados por el propio Mercury.

La canción pasó totalmente desapercibida hasta 1992, cuando fue remezclada por Ron Nevison (productor estadounidense) para ser lanzada como single promocional de ‘The Freddie Mercury Album’. Este remix tenía una diferente línea de bajo y de batería, y añadía o quitaba partes de cuerda de la grabación original. El sencillo alcanzó el puesto 8 en las listas británicas.

Fue una de las canciones más memorables de Freddie Mercury. Se la reconoce por su estribillo, “I’m just a singer with a song” (solo soy un cantante con una canción). Una frase que inspiró a Brian May para denominar a Freddie como “Lover of Life, Singer of Songs” (amante de la vida, cantante de canciones). Tal y como figura en el epitafio escrito en la estatua de bronce de Mercury, situada en Montreux (Suiza).

Lover of Life, Singer of Songs

El memorable vídeo de la canción fue realizado en 1992 por Rudi Dolezal (autor de varios de los últimos clips de Mercury y de Queen). Se formó con tomas descartadas de clips anteriores, escenas de la vida privada de Freddie, y algunos momentos destacados de su carrera. Su director quería plasmar en el vídeo, la faceta artística y humana del cantante; mostrando “momentos realmente felices de Freddie, pasándoselo muy bien”. Como su muerte era todavía reciente, Rudi admitió haber llorado al montar aquellas secuencias.

En Septiembre de 2006, y con motivo del 60º aniversario del nacimiento de Mercury, se publicaba el pack “Lover of Live, Singer of Songs”, donde se lanzó el clip original por primera vez. El DVD también contenía una entrevista con el autor de “In My Defence”, Dave Clark. En la misma, el compositor recordaba cómo esta canción describía la pasión de Freddie por la música, y su amor por la vida y el mundo del espectáculo. De esta manera, a pesar de no ser una canción compuesta por Mercury, parecía como si la hubiera escrito él mismo.

¿How can I try to right the wrong?

Freddie siempre dijo que sus canciones eran de usar y tirar, con letras simples. Él no quería escribir mensajes muy profundos. Su objetivo era hacer feliz a la gente, durante el momento que las escuchaban, y que luego se olvidaran de ellas. Sin embargo, este tema se preguntaba si se podrían arreglar los males del mundo con una simple canción. Así decía su estribillo:

“I´m just a singer with a song. ¿How can I try to right the wrong? For just a singer with a melody, I’m caught in between, whith a fading dream” (solo soy un cantante con una canción. ¿Qué puedo hacer para intentar arreglar lo que está mal? Para ser solo un cantante con una melodía, estoy atrapado en medio de un sueño que se desvanece).

Dave Clark acertó al escribir esta letra para Mercury. No en vano, Freddie confesó en alguna ocasión que soñaba con poder componer canciones que mejoraran el mundo (como lo hacía su gran ídolo, John Lennon). Al no sentirse capaz de escribir una canción así, él siempre negaba esa intención. Pero creo que finalmente logró hacer letras de gran contenido, en varios de sus últimos trabajos con Queen. Sirvan como ejemplo: “The Miracle”, “Innuendo” o “A Winter´s Tale”.

Una historia visual (por Rudi Dolezal)

“In My Defence” fue realizado en 1992. Era un vídeo-collage y su propósito fue tomar ciertas escenas de la vida y la carrera de Freddie. Básicamente, intentar contar una historia visual de su forma de ser y de su forma de actuar, en una canción.  La letra encajaba muy bien con Freddie, como si estuviera escrita por él. Formaba parte del musical “Time”, al que él contribuyó con esta canción.

Estuve buscando secuencias muy poco comunes. En este collage, traté de encontrar tomas de vídeo que la cámara había filmado al finalizar las sesiones. Intenté buscar escenas de su vida privada que habíamos rodado a lo largo de estos años.  Por ejemplo: una secuencia donde él está sentado en una terraza de Budapest, y donde puedes ver que solamente está pensando. Es uno de esos momentos, nada habituales, donde él no está corriendo o haciendo alguna locura.

Recuerdo que hacer este vídeo fue muy emotivo, porque fue realizado no mucho tiempo después de que él falleciera. Y algunas imágenes encajaban tan bien que recuerdo haber llorado al editarlo. Fue también muy importante para mí que tuviéramos muchas tomas con él pasándoselo bien, y riéndo… Porque no quería que la canción transmitiera una sensación de tristeza por su pérdida. Eso no era lo que él habría deseado que hubiéramos hecho.

Así que lo puedes ver riéndo, pasándoselo bien… puedes ver su lado artístico y su lado más íntimo. Puedes verle besando a personas que fueron muy importantes en su vida, como Mary Austin. Y cuando Mary le enseña su bebé, recién nacido… Esos íntimos momentos, fuera de escena, combinados con sus grandes momentos en la cúspide de su carrera; y combinados con otras tomas que mostraban como él siempre intentaba pasárselo bien.

Creo que esos pocos minutos resumían muy bien como era Freddie Mercury.”

Valora este artículo

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.


*