La conmovedora historia de las últimas fotografías de Freddie Mercury

freddie mercury queen

Freddie Mercury falleció en noviembre de 1991, una de las voces más míticas del siglo pasado.

Las leyendas nunca mueren. Podemos estar hablando a lo grande, de logros enormes y hazañas gigantes. Los mitos siempre permanecen cuando algo los hace volver, cuando un recuerdo los trae o algún orador los evoca. Sin embargo, no hay cosa más humana y bella que recordar que aquellos protagonistas de la leyenda también fueron de carne y hueso. Apreciarlos, como Freddie Mercury, en su estado más terrenal y su intimidad terminan acercando al símbolo a nosotros.

Freddie Mercury fue icono de toda una generación. Decirle astro del rock sería injusto: su música era ecléctica, imposible de encasillar y el rock era uno de sus tantos atributos. Resulta terrible recordar entonces su temprana partida a los 45 años, un 24 de noviembre de 1991. Nos quedaron sus canciones, sus propios compañeros (y amigos) de Queen y ahora el goce de la película Bohemian Rhapsody sobre ellos.

El vocalista de la banda inglesa deseó vivir sus últimos días en la intimidad y los muros de su mansión en Londres, en el exclusivo barrio de Kensington. La mansión “Garden Lodge” siempre fue fiel a su nombre: un refugio en el jardín. Esto lo refleja una de las últimas fotos que se dieron a conocer de Freddie Mercury, específicamente en 2019. Por motivo de las positivas repercusiones del biopic de la banda, fue Jim Hutton, pareja del cantante en los últimos años de su vida, quien las quiso revelar al mundo y los seguidores enloquecieron.

Freddie Mercury en Garden Lodge

“Ese verano Freddie posó para una cámara por última vez, la mía. Sucedió así. Estaba en el jardín fotografiando algunas de las flores en plena floración y Freddie caminó hacia mí. Quería que retrocediera para que no fuera un primer plano. Luego posó mientras yo tomaba cuatro fotos y sacó una sonrisa para cada una. Estaba tan pálido que sabía que no se le veía lo mejor posible, pero no me importó; de todas las fotos que tengo de Freddie, esas son las que más me gustan”, aseguró Hutton.

En la fotografía se puede ver, tal vez, la versión más hogareña del vocalista. Sin capas ni coronas, sin trajes ajustados, sin melenas punk rock y, sorpresivamente, sin su eterno bigote. En las instantáneas, por lo contrario, el artista viste una camisa hawaiana, el rostro afeitado, un tanto pálido. En los pies, uno de sus gatos, Óscar, a quien Freddie quería con devoción. Las fotografías fueron tomadas el 28 de agosto de 1991, apenas tres meses antes de que una bronconeumonía, agravada por el SIDA, terminara llevándose al astro musical.

Freddie Mercury en Garden Lodge

Hoy en día, en Garden Lodge reside Mary Austin, la exnovia de Freddie Mercury, devenida en su mejor amiga, su asistente y como él siempre la llamó (pese a no estar casados), su “esposa”. Debido al barrio elitista en el cual se encuentra la mansión, los vecinos han pedido a Mary que retire de la fachada los miles de cartas que fans de todo el mundo solían escribir y dejar en sus muros. Sin embargo, poco importa. Con mensajes o no en la puerta, los seguidores del eterno artista siguen pasando por allí, pisando los pasos que alguna vez pisó el ídolo y la leyenda.

Suscríbete a nuestras noticias de Queen

Publicidad