Red Special: Así fabricó Brian May su inconfundible guitarra eléctrica

Brian May con su Red Special
Brian May con su Red Special

‘La roja especial’, ‘La vieja dama’ o ‘La chimenea’ son los tres nombres con los que Brian May se ha referido a lo largo de todos estos años a su guitarra eléctrica.

Brian May gastó tan sólo ocho libras para fabricarla. La Red Special es uno de los instrumentos con más reconocimiento de la historia del rock.

Fue a principio de la década de 1960 cuando un joven adolescente de 16 años llamado Brian May quería una guitarra eléctrica. El que en un futuro iba a ser el guitarrista de Queen ya contaba con experiencia tocando la guitarra acústica, pero quería introducirse en la eléctrica. No obstante, este instrumento, como otros muchos durante tales años, era muy caro. Su padre, Harold May, un ingeniero eléctrico, propuso a Brian que ambos construyeran una guitarra eléctrica desde cero, utilizando materiales de su casa. 

Este fue el comienzo de un complejo proceso que se extendió durante casi dos años y que resultó en la creación de una de las guitarras eléctricas más reconocidas del mundo.

Cuerpo y mástil

El mástil de la guitarra es de madera caoba, procedente de una chimenea de una casa abandonada. Para que el mástil quedara perfecto, Brian rellenó los agujeros de la madera deteriorada con madera de cerilla.  

En cuanto a la caja y el diapasón, ambos se montaron a partir de un trozo de roble de una mesa vieja, moldeada y esculpida con herramientas manuales. El diapasón sería posteriormente pintado de negro y la caja, de color cereza.  Además, para los inlays del diapasón, Brian usó los botones de una camisa

El roble y la caoba son maderas duras, lo que nos lleva a intuir cuánto tiempo llevó tallar ambos materiales para conseguir una estructura con forma de cuerpo de guitarra. En cuanto a los lados, se realizaron a partir de una madera más débil ya que no tienen que soportar la tensión de las cuerdas. Por último, dado que Brian quería que la guitarra fuera semi acústica, talló una cámara resonante en el bloque resultante. 

Trémolo

Los guitarristas de rock necesitan un sistema de trémolo (o vibrato). Este es el elemento que agrega o elimina la tensión en las cuerdas, lo que permite al guitarrista doblar las seis notas a la vez.  Específicamente, el brazo del trémolo de la Red Special fue moldeado por Brian mediante un trozo de acero que equilibró con dos resortes sacados de una bicicleta. En la punta, colocó un trozo de plástico procedente de las agujas de hacer ganchillo, y para los muelles del trémolo, recurrió a dos resortes de válvulas de una motocicleta.

Brian y Harold pasaron mucho tiempo en plantear el sistema de trémolo hasta llegar a un diseño innovador. Hicieron del brazo del trémolo la pieza más característica de la Red Special. En las propias palabras de Brian “… todos decían que debería haberlo patentado, pero las patentes son un dolor de cabeza, así que, ¿por qué no compartir todo con el mundo?

Switches

Brian y Harold incluyeron a su invento el sistema de “switches”, agregando además un séptimo botón de color rojo que agregaba un efecto “fuzz”. Se trata de un sistema que consistía en un On/Off por cada “switch” y un inversor de fases para cada una respectivamente. Sin embargo, el séptimo “switch” fue sustituido en 1973 por un sticker, tras la grabación del disco Queen. A ello hay que añadirle dos potenciómetros (uno para el volúmen general y otro para el tono). 

Curiosidades de la Red Special

La Red Special es una de las guitarras eléctricas más distinguidas del rock. No solo por su diseño y procedencia. También por su sonido, ya que es fácilmente reconocible y peculiar. Además, a ello se le añade que Brian utiliza como púa una moneda de 6 peniques, aportando un sonido aún más preciso.

Un ejemplo puede ser la canción “Bohemian Rhapsody”, en el siguiente video, tan solo con la parte correspondiente a guitarra eléctrica, se puede apreciar el sonido de la Red Special:

Esta guitarra se utilizó para la grabación de todos los discos y canciones de Queen, aunque hay cuatro excepciones. Las tres primeras con una Fender Telecaster de Roger Taylor: “Crazy Little Thing Called Love”, “Black Chat” y “Play The Game”. “Princess of the Universe” con una Washburn RR-V.

Por último, las Red Special están a la venta. Y es que Brian May decidió compartir su invento y comenzó a comercializarlo en 2004. Desde guitarras cuyo diseño es idéntico a la del que él mismo fabricó hace ya casi cinco décadas, a algunas variantes y guitarras acústicas, se pueden obtener desde aquí.