Así sería la película de Freddie Mercury con Sacha Baron Cohen

sacha baron cohen freddie mercury bohemian rhapsody

Antes del biopic de Freddie Mercury que conocemos, Sacha Baron Cohen iba a interpretarlo en una película que seguía su visión. En el camino sucedieron cosas que impidieron que llegue a la pantalla grande.

Una década después de que la película biográfica de Freddie Mercury se anunció, llegó a cines Bohemian Rhapsody: La Historia de Freddie Mercury con Rami Malek en el papel del legendario vocalista de la banda Queen.

Pero al principio del proyecto, es decir, si volvemos diez años atrás, nos encontraremos con que el actor Sacha Baron Cohen era quien iba a interpretar al cantante desde el primer momento. En todo ese tiempo pasaron muchas cosas, como desacuerdos entre los miembros de la banda con el director y el actor, los cuales tuvieron mucho que ver con la forma en que se iba a abordar la vida de Mercury. Pero especialmente porque Brian May y compañía temieron que los músicos iban a pasar totalmente desapercibidos y que su legado no iba a llevarse a la pantalla grande, según ellos de una forma que creyeran correcta.

Mucho se comentó al respecto durante el tiempo que el proyecto estuvo en desarrollo. Todo empezó como una idea de Peter Morgan, el creador de la serie de Netflix The Crown – quien en 2010 empezó a trabajar en un guión. Era sobre Queen, sus inicios y todo lo que ocurrió hasta que la banda británica llegó a su mítica presentación en el concierto benéfico Live Aid, en 1985, que es también parte de lo que se ve en la cinta protagonizada por Malek. Con Cohen fichado para convertirse en el Freddie Mercury de la película biográfica, rápidamente se atrajo el interés de Sony. Lo que un ejecutivo del estudio aclaró en una entrevista con IndieWire fue que no estaba seguro de en qué momento fue que ambos llegaron a un acuerdo.

Según este ejecutivo, no estaba seguro de sí Sacha estuvo apegado al proyecto desde el principio de la participación de Sony o si fue antes. Pero definitivamente hubo un período en el cual él estaba destinado a ser el protagonista y que junto con el estudio participaron de varias reuniones con directores para encontrar a la persona perfecta para ese cargo. Así fue como encontraron al cineasta elegido para el trabajo, no sin antes encontrarse con otros de nombres tan (o más) interesantes que fueron considerados para la película biográfica.

Stephen Frears iba a ser el director, pero también estuvo cerca David Fincher

Una película de este calibre es algo que nadie quería tomarse a la ligera, y por ese motivo se buscaron directores que fueran conocidos por ser muy buenos en su trabajo. El hombre que se quedó con el trabajo fue Stephen Frears (Relaciones peligrosas – , Alta Fidelidad – , La Reina – . Sin embargo, antes de él se consideró a Tom Hooper, ganador del Óscar a Mejor Director por El Discurso del Rey – , y también a David Fincher (Red Social – , Zodiaco – , Mindhunter –  con quienes incluso llegaron a reunirse.

Según Frears, lo que más destacaba en la intención de Cohen de llevar a la pantalla grande la vida de Mercury era precisamente lo mucho que su visión le parecía fiel al espíritu del cantante. Pero el cineasta también señaló en su momento que la biopic rápidamente se estaba viniendo abajo por desacuerdos entre los involucrados, con respecto a los demás miembros de la banda principalmente.

Queen no se sentían cómodos con el actor

El principal problema fue que los miembros de Queen eran demasiado convencionales como para querer que la atrevida película de clasificación R propuesta por Sacha Baron Cohen se haga realidad. El filme sí iba a contar la historia de Freddie, y la iba a contar de la manera en que este actor quería contarla, algo que Stephen Frears describió como un “descarada y reveladora con clasificación R” sobre la vida del fallecido cantante. Tanto Brian May como Roger Taylor, guitarrista y baterista de Queen de forma respectiva, manejaron el asunto con mucha precaución porque no querían una película “escandalosa”. Esto fue lo que declaró el director a Vulture:

“Siempre se podía decir que iban a existir problemas con el resto de la banda, porque [Sacha] siempre fue tan escandaloso y ellos no lo fueron. Eran mucho más convencionales.”

Habría sido “escandalosa e indignante” y “muy homosexual”

Con esto de película “escandalosa” nos referimos a que ellos inicialmente temían que el filme no preservara el legado de Mercury de la manera que pretendían. El director Stephen Frears, quien originalmente casi dirigió la película biográfica sobre la vida de Mercury, reveló que Cohen quería hacer una película muy escandalosa, una que explorara la sexualidad del cantante y el peso que tuvo su diagnóstico de SIDA y su posterior muerte en 1991. Esto no se alineaba con lo que Queen esperaba que sea la película de acuerdo con las palabras del director.

“Escandalosa en términos de su homosexualidad e indignante en términos de interminables escenas de desnudos. A Sacha le encantaba todo eso. Era una película biográfica de Freddie más que la historia de la banda, aunque una parte de la estructura trataba sobre los altibajos de la banda, pero siempre desde el punto de vista de Freddie”.

Cohen permaneció en el proyecto hasta julio de 2013, y cuando se alejó se mostró indignado por la postura de Queen al buscar omitir partes de la vida del cantante. Esto fue lo que contó en su momento (vía NME):

“Hay historias asombrosas sobre Freddie Mercury. El tipo era salvaje. Hay historias de personas pequeñas con platos de cocaína en la cabeza caminando por una fiesta. Ellos querían proteger su legado como banda”.

Roger Taylor declaró posteriormente que no les gustó que, además del hecho de que Sacha Baron Cohen es un actor fácilmente reconocible, se decían muchas cosas del actor, lo que da a entender que no fueron del agrado de los miembros de la banda. De igual manera, él comentó que no les pareció que tomara en serio a Freddie Mercury al momento de empezar a construir la película y eso para ellos solo era un aviso del daño que podría causar a su imagen.

La banda quería que la película se centre más en ellos

Sin duda la visión de Cohen no convenció a los miembros de Queen, puesto que él quería que la película muestre su batalla contra el SIDA y su posterior muerte para el final de la historia, pero ellos querían más. Cohen finalmente abandonó el proyecto cuando quedó claro que los miembros de Queen no tenían interés en hacer una película más atrevida sobre la vida de Mercury.

El actor le dijo a Howard Stern en 2016 que uno de los miembros de la banda quería que la película cuente toda la historia de Queen. Para esto se llegó a proponer colocar la muerte de Mercury en el medio de la película y que esta continúe con la segunda mitad contando las historias de los miembros sobrevivientes. Allí contó lo que opinaba de dicha propuesta que llegó directamente de uno de los miembros de Queen, del cual nunca reveló el nombre (vía Guardian):

Un miembro de la banda, no diré quién, dijo: “Sabes, esta es una gran película porque tiene algo tan asombroso que sucede en el medio”. Y yo digo: “¿Qué pasa en medio de la película?” Él dice: “Ya sabes, Freddie muere”… Yo digo: “¿Qué sucede en la segunda mitad de la película?” Él dice: “Vemos cómo la banda reúne fuerzas y avanza”.

Ya sabemos de qué forma terminó la historia: Bohemian Rhapsody: La Historia de Freddie Mercury – tuvo a Rami Malek en el papel del cantante y la película llegó a la temporada de premios como una de las favoritas. Ganó incluso varios Óscar; uno para el actor y otros en categorías técnicas que provocaron el rechazo de los fans del cine y miembros de la industria porque claramente no fue superior a otros títulos en esos aspectos. Además, la crítica la calificó de blanda y nada arriesgada, que es justamente lo que le interesó a los miembros de Queen, pero no era lo que Sacha Baron Cohen intentaba hacer.

Bohemian Rhapsody Rami Malek Queen Freddie Mercury

Suscríbete a nuestras noticias de Queen