Lágrimas por Freddie Mercury

Freddie Mercury Time

¿Alguna vez has llorado recordando a Freddie Mercury?

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- En nuestra opinión, las lágrimas son un reflejo de nuestro yo más interior, más humano. Por supuesto, hay muchísimos motivos por los que llorar: por el fallecimiento de un ser querido, por impotencia, por soportar un dolor insoportable y también, por felicidad. Pero, en definitiva, se acaba llorando por alguien a quien aprecias. También, en la memoria de Freddie Mercury.

Como ya hemos resaltado en artículos anteriores, en ocasiones, Freddie Mercury se sentía solo. Aunque esa misma noche más de 100.000 personas le adorasen y le aplaudiesen junto a Brian May, Roger Taylor y John Deacon, el cantante era visitado por la soledad. Esa nostalgia y melancolía le podían llegar a asfixiar anímicamente, pero también es cierto que su fuerza de voluntad hacía que superase ese tipo de situaciones.

Si hacemos un viaje en el tiempo, recordamos perfectamente cuando las diferentes cadenas de televisión empezaban a emitir las primeras imágenes confirmando el fallecimiento de Freddie Mercury, en aquel no tan lejano 24 de noviembre de 1991. El desplome anímico era casi tangible y cómo no, aparecían las primeras lágrimas. No solamente de diferentes artistas que querían darle el último adiós al cantante, sino también de seguidores del grupo que no querían creerse que uno de sus ídolos abandonaba este mundo.

Queen es un grupo de rock que ha tenido influencia en muchos otros grupos. Guns And Roses, Metallica, Smashing Pumpkins y un largo etcétera conforman una nómina de estrellas que han sido conscientes de que Queen ha trascendido su esfera meramente musical y les han ayudado a seguir en la música. Como una inspiración, como una torre a la que aferrarse durante los momentos difíciles. Y para superarlos seguro que hubo más de una lágrima.

Nos gustaría preguntarte a ti, lector, si alguna vez has llorado en nombre de Freddie Mercury. Pero no solamente por su ausencia física, sino también por lo que significa para ti su legado musical. Has podido soltar alguna lágrima cuando escuchaste aquello de: “I Still Love You” (de la canción “These Are The Days Of Our Lives”)… o en cualquier otro vídeo musical. Pero no olvides que su música sigue, su historia está viva. No llores porque ya no está, llora para alabar su carisma y para celebrar su capacidad artística.

El tiempo lo cura todo”.

Así reza el refrán. Pero sí es cierto que las lágrimas quedan. Y pensamos que eso no es negativo. Simplemente es como una muestra líquida de sinceridad y respeto originada desde nuestros ojos.

Artículo por Àngel Asensi & Miquel Asensi. Periodistas. Autores de los libros: “Queen: en el regazo de los dioses”“Queen: el milagro de Freddie Mercury” y “Queen: no me detengas ahora”.

Libro Asensi Libros Queen

Compra desde aquí: