“No tengo ninguna norma a la hora de escribir una canción”

Freddie Mercury

A pesar de no tener un marco de composición, Freddie Mercury destacó en esta faceta.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.-  Que sí, que sí. Estamos seguros de que muchos de vosotros, además de gustaros el grupo Queen, también tenéis vuestra educación musical. Habrá centenares de personas que lean hoy este texto y que tengan su propia formación musical, que estén ensayando en casa, que compongan canciones para dedicarlas a alguien muy especial o, simplemente, guitarra en mano, que estén cantando alguna canción de Freddie Mercury.

Como sabéis, los autores de este texto, además de periodistas, también somos músicos y por tanto, componemos canciones. Una tarea para la que cada persona necesita inspiración, sentido del ritmo o musicalidad interior, entre otros factores. Hay músicos quienes, en primer lugar, componen la parte melódica y también, los que apuestan porque el primer paso sea la escritura de los versos. Lo importante, más que el proceso, es el resultado final.

Consideramos a Freddie Mercury como un excelente cantante, un extraordinario frontman y también, un notable compositor. En el libro “Freddie Mercury: su vida contada por él mismo”, obra de Greg Brooks y Simon Lupton, nos recuerdan estas reflexiones del cantante: “No tengo ninguna norma a la hora de escribir una canción. Es algo caótico. Algunas canciones surgen con más rapidez que otras. Nunca me siento al piano y digo: ‘Muy bien, ahora tengo que escribir una canción'”.

Por tanto, queda claro que Freddie Mercury no seguía un esquema determinado, aunque se trate de un modelo de composición que le dio mucho éxito: “Suena presuntuoso, pero algo como ‘Killer Queen’ me salió en un solo día. Todo encajaba, como ocurre con algunas canciones. Garabateé la letra a oscuras un sábado por la noche, y a la mañana siguiente la repasé y estuve trabajando todo el domingo, y eso fue todo: ya la tenía”. Impresionante esta declaración por dos aspectos: el primero, porque “Killer Queen” es fruto de una gran composición y el segundo, porque incluso cuando estaba dormido, era capaz de despertarse y anotar los versos de las canciones que en este momento estaba pensando.

Además, Freddie Mercury también opinaba sobre los versos: “En cuanto a las letras, son muy difíciles. Considero que son una tarea dura. Mi punto fuerte es el contenio melódico. Primero me concentro en eso, luego, en la estructura de la canción, y al final viene la letra”.

El paso del tiempo ha convertido a Queen y a Freddie Mercury en leyendas. Por supuesto que Brian May, Roger Taylor y John Deacon aportaban cada uno su punto de vista para que las canciones sonasen a Queen, pero Freddie Mercury componía de una manera libre, sin ataduras, basada en su talento e inspiración.

Feliz domingo a todas las personas que leéis este artículo. Y no os olvidéis de ser felices.

Freddie Mercury

Artículo por Àngel Asensi & Miquel Asensi. Periodistas. Autores de los libros: “Queen: en el regazo de los dioses”“Queen: el milagro de Freddie Mercury” y “Queen: no me detengas ahora”.

Libro Asensi Libros Queen

Compra desde aquí: