728x90_60-sin-comisiones-perro




"Ayer mi vida era un desastre"

Piensa en las personas que conoces y tienen problemas.



04 JUNIO 2017 ÀNGEL ASENSI Y MIQUEL ASENSI  

Como músicos, siempre hemos encontrado una motivación en el primer disco de Queen. Pasados los años, ha sido como un oasis de creación, de rock duro mezclado con ilusión, crudeza y buenas composiciones.

La segunda canción de la cara A se titulaba “Doing All Right” (que la podríamos traducir como “Todo bien”). Un tema musical que nos ha gustado muchísimo desde el primer día por su principio relajado y señorial, que a su vez contrasta y mucho con el riff posterior de Brian May.

Y es en el momento en el que finaliza la gran intervención del guitarrista cuando todo vuelve a la normalidad, cuando el piano y la voz de Freddie vuelven a situarnos dentro de un mensaje reflexivo, melancólico y las dudas existenciales se apoderan de nuestros pensamientos. Una tema musical que nos recuerda a los tiempos de Smile y que cuenta con Tim Staffel en los créditos compositivos.

Pero el primer verso de la canción es el siguiente: “Yesterday my life was in ruin” (“Ayer mi vida era un desastre”). Y por eso mismo, te invitamos a que pienses en las personas que conoces y tienen problemas. Serán muchas, ya que casi nadie se libra.

Hoy puede ser un buen día para contactar con ellas, para animarlas, para comentarles que las dificultades hay que afrontarlas como sea y lo más importante, que estás dispuesto o dispuesta a ayudarlas.

Y si el que tiene problemas eres tú, si crees que tu vida es un desastre, te damos ánimos. Plantéate las cosas de otra manera y aunque te cueste, pide ayuda. Seguro que importas a muchas personas.

 


HAZ UN COMENTARIO, POR FAVOR. ¡MUCHAS GRACIAS!

MÁS ARTÍCULOS EN AQUEENOFMAGIC.COM

¡Y al piano, Freddie Mercury! Te invitamos a que disfrutes atentamente de su técnica.

Las palabras de amor Una canción que fue un guiño hacia sus seguidores de habla hispana.

¡Papá, mamá, lo dejo! Posiblemente, era lo último que querían escuchar los progenitores de Brian May.