John Reid: el hombre detrás del éxito y drama de Queen y Elton John

John Reid Queen

John Reid montó su propia compañía de representación e hizo de Queen y Elton John una fábrica de números 1 y conciertos multitudinarios por todo el mundo.

En 1974, el agente negoció en nombre de su representado y amante el mayor contrato discográfico firmado hasta entonces en Estados Unidos. Fue por valor de 40 millones de dólares, asegurándose para él hasta el 28% en concepto de royalties.

Las fiestas multitudinarias y los regalos millonarios (yates y anillos valorados en un millón de euros incluidos), las discusiones y las reconciliaciones, protagonizaron un romance tan tóxico como leal hasta el final del mismo, en 1975.

Reid continuó siendo el mánager de Elton John. Pero por aquel entonces decidió abrir sus horizontes e intentar repetir la jugada con una prometedora banda que estaba lista para llegar al siguiente nivel.

Somebody To Love o We Are The Champions son solo dos de los éxitos que Freddie Mercury y Queen publicaron durante el periodo de tres años que fueron gestionados por John Reid. Un veinteañero que pasaba desapercibido para los medios dirigía a las dos mayores estrellas musicales del momento.

El agente mantuvo una gran amistad con el célebre vocalista, que apreciaba tener como ‘jefe’ a alguien abiertamente homosexual. Pero este ‘Mercurycentrismo’ sacó de quicio, según Brian May, al resto de la banda y fraccionó la relación entre sus miembros.

Por otro lado, el batería Roger Taylor achacó a los celos de su primer cliente el final de su relación con Reid: “Teníamos muchísimo éxito y creo que Elton se sentía amenazado”.

Bohemian Rhapsody

La importancia que el representante tuvo en la proyección internacional de Queen también se refleja en el reciente y exitoso biopic Bohemian RhapsodyEs el actor Aidan Gillen el encargado de darle vida en el filme, casualmente, también conocido por su papel de Petyr Baelish (Meñique) en Juego de Tronos.

Sin embargo, la exposición negativa que la película hace de Reid también es producto de la ficción. Ni Mercury le despidió al sugerirle este el inicio de una carrera en solitario ni acabó enfrentado con la banda. De hecho, según el propio representante, el final de su relación profesional fue el más amistoso de toda su carrera.

El último capítulo de su historia con Elton John fue bastante más desagradable. En 1998, una auditoría descubrió un agujero de 22 millones de euros en las cuentas del músico.

El artista interpuso una demanda millonaria contra Reid dos años después, acusándole de haber sido pillado “con las manos en la caja”.

Aunque el representante le pagó algo más de dos millones de euros al músico, Elton perdió el juicio y tuvo que hacer frente a unas costas judiciales millonarias. Jamás volvieron a reconciliarse.

John Reid asegura que llegó a tener una fortuna valorada en 100 millones de dólares, que a pesar de todo se siente orgulloso del trabajo que hicieron juntos. “Quizá algún día nos encontremos y haya besos y abrazos. O quizá no”, sostiene.

Quizá después de verse –de nuevo– reflejado en la pantalla grande le apetezca reescribir su desenlace y darle, ahora sí, un final feliz.

Queen en Amazon