Para los que dicen que John Deacon «solo es un vividor avejentado y fumador»

Muchos piensan que John Deacon es un vividor, que ya no trabaja y se dedica a vivir de los derechos de autor de Queen, nada más.

«¿Lo han visto? Tiene una pronunciada barriga, fuma y tiene un aspecto avejentado, nada que ver con Brian May y Roger Taylor. 20 años sin hacer nada. ¡Qué vergüenza!»

Unos le acusan de ser un traidor por dejar a la banda y otros dicen que es el único fiel a Freddie Mercury, por no querer seguir tocando sin él. ¿Cuál es tu opinión?

Hay un vídeo que circula por internet, donde se puede ver a Deacon firmando autógrafos en la calle. Fue reconocido. El se siente incómodo y se tapa su rostro durante 11 segundos. ¿Cómo es posible? ¿Una estrella de rock tapándose el rostro por la presencia de unos fans? ¿Por qué?

Se estima que la fortuna de Deacon asciende a 120 millones de euros y aumenta cada año en derechos de autor. Sin embargo, vive absolutamente al margen de los lujos que se podría permitir. Parece un hombre tímido, pero no olvidemos que ha estado actuando ante millones de personas encima de un escenario. La gran pregunta es… ¿Por qué se tapa su rostro? ¿Por qué se siente incómodo? Y otras preguntas clásicas: ¿Por qué dejó Queen?

La respuesta más fácil es, sin duda: “Lo dejó porque Freddie ha muerto”. Así es, pero Queen sigue vigente y ahora más que nunca con el éxito arrollador de “Bohemian Rhapsody”. Brian May y Roger Taylor llevan mucho tiempo actuando juntos con un gran éxito.

Freddie ha muerto y nada será igual, pero… ¿No hubiera sido un hermoso homenaje que Deacon pudo hacer a Freddie Mercury si hubiese seguido tocando junto a sus compañeros? ¿Por qué abandonar una banda exitosa a pesar de que su líder y vocalista ya no esté? El público es quien manda y el público quiere más de Queen. ¿Acaso John Deacon no ama la música? ¿Acaso no disfruta tocando y estar, al mismo tiempo, cerca de los fans?

Como ven, son demasiadas preguntas y todos tenemos nuestras hipótesis. Yo, también tengo la mía. En el video podemos ver que John Deacon no se siente cómodo con el reconocimiento. No se siente cómodo siendo una estrella. Con Queen todo era perfecto para él porque el showman era Freddie Mercury. Él era una estrella que brillaba demasiado. John Deacon se sentía muy cómodo detrás de Freddie.

Resultado de imagen para john deacon

Todo el mundo miraba y estaba atento al gran carisma de Farrokh Bulsara, no le miraban él. Él era feliz tocando en la banda, en la sombra. Siempre se le ve sonriendo en los conciertos, disfrutando realmente. Pero… ahora, sin Freddie, ¿Qué podría hacer? Ya no estaba detrás de nadie. Ahora la gente iría a los conciertos a verlo a él tocar. Le harían más preguntas. Sería más el centro de atención. Y nada de eso le atrae, es evidente.

Considero que John nunca quiso ser una estrella. Quiso tocar junto a sus amigos y, principalmente, junto a Freddie.

Sin Freddie ¿Qué sentido tiene para él? Él tocaba para disfrutar. Hace muchos años que ya no tocaba para ganar dinero. Tenía de sobra.

Si has tenido la suerte de tocar junto a una leyenda, continuar sin él no es fácil y más si esa leyenda es tu mejor amigo. Brian May y Roger Taylor continúan porque tienen otras motivaciones. Ellos quieren seguir siendo unas estrellas en activo. Quieren sentir el calor del público, viajar, ser noticia, conceder entrevistas, ganar más dinero, mantener viva la llama para seguir haciendo historia…

Imagen relacionada

Sin embargo, a John Deacon no le interesa nada de eso. Si observamos con atención, en el video lo podemos ver. En un inicio le parece bien firmar algunos autógrafos, pero rápidamente, parece que le invade una idea “¿Qué estás haciendo John?” ¿Firmando autógrafos? ¡Tú no quieres esto!  Y da la sensación de que se arrepiente de ello. Sin duda, quisiera que le dejaran tranquilo. No se siente cómodo. Él no quiere ser una estrella. Freddie lo era.

Sinceramente, pienso que John Deacon se siente como el amigo de Freddie que le ayudó a triunfar. Deacon compuso grandes temas, de muchísimo éxito, sin intención de destacar, solo por el placer de poder escucharla en la voz de Freddie.

George Harrison, por ejemplo, en The Beatles, luchó para destacar. Quería ser reconocido y, sin duda, lo consiguió. Aportó grandes temas de gran éxito.

John Deacon es justo lo contrario. Aportó grandes temas sin deseos de destacar.
En el video podemos escucharle decir: “Lo siento, lo siento, por favor”. Desea irse. Desea volver al anonimato. Una estrella de rock es justamente lo contrario. Desea ser el centro de atención.

Sin duda alguna, que Deacon se siente orgulloso de Queen, de sus compañeros y que, al ver la película “Bohemian Rhpasody” la ha disfrutado y mucho. Porque sin duda, la ha visto. También creo que echa mucho de menos a su amigo Freddie Mercury. Pienso, además, que aquel 24 de noviembre de 1991, no sólo murió Freddie Mercury. También murió, musicalmente, John Deacon.

El 17 de enero de 1997 tocó por última vez con Brian y May Roger Taylor, con Elton John cantando, pero… ¿Se han fijado? Toco por última vez…. Pero lo hizo sin fuerza, sin alegría, con gesto serio, sin ánimos. Estaba ahí por su amor a Freddie Mercury, nada más. Ahí se despidió. Lo hizo como su particular homenaje a su mejor amigo.

Personalmente, considero a Deacon un hombre íntegro, fiel a sus principios, con los pies en la tierra, que ha vivido la vida que ha querido vivir, sin importarle las críticas. Yo aplaudo su decisión de irse hace ya 20 años, pero también aplaudo la decisión de sus compañeros de continuar tocando y maravillando al mundo con su música.

John Deacon no es un vividor. Sólo vive de su talento, de su creatividad y de su genialidad. Nada de lo que tiene fue regalado. Queen sin Deacon no hubiera sido tan grande.

Deacon… ¿Tiene barriga y fuma? Que lo disfrute. Él puede hacer lo que quiera, como siempre ha hecho.

Viva Queen, viva John Deacon.

Jorge Álvarez Camacho

Queen en Amazon