Rami Malek es atendido por los servicios de emergencia tras caerse en los Oscar

rami malek oscar 2019

Era el gran favorito en todas las quinielas y finalmente Rami Malek se ha llevado el Oscar al Mejor Actor protagonista por su interpretación de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody.

Tras un emotivo discurso en el que agradeció a Freddie Mercury, a Queen y a su familia la oportunidad, brindada, el actor bajaba las escaleras del escenario para volver a su asiento.

Fue entonces cuando ha sufrido una aparatosa caída por la que ha tenido que ser atendido por los servicios de emergencia del Dolby Theatre de Los Ángeles.

El momento no se vio en la pantalla, pero sí ha sido recogido por las cámaras de los fotógrafos. En las imágenes se ve como Malek cae al suelo y apoya el Oscar recién recogido en las escaleras del escenario para intentar mantener el equilibrio.

En otras fotos se ve a los sanitarios atendiendo al actor y posteriormente a Rami Malek, ya recuperado, sonriendo y saludando.

«Gracias Queen. Gracias a ustedes por ser, por permitirme ser la parte más pequeáa de su fenomenal y extraordinario legado. Estaré siempre en deuda con ustedes», declaró un emocionado Malek a Brian May y Roger Taylor, presentes en la sala durante su discurso tras recibir el Oscar al Mejor Actor.

El actor competía en la categoría con Bradley Cooper (Ha nacido una estrella), Christian Bale (El vicio del poder), Viggo Mortensen (Green Book) y Willem Dafoe (Van Gogh, a las puertas de la eternidad).

Su triunfo hubiera sido difícil de augurar. Malek fue casi lo único que se mantuvo constante en la carrera de obstáculos en que se convirtió la realización: intérpretes que abandonaron el rodaje, el despido del director Bryan Singer en la mitad de la producción y críticas poco halagadoras.

Rami Said Malek es un actor estadounidense de padres egipcios principalmente conocido por su interpretación de Elliot Alderson en la serie de USA Network, Mr. Robot, y por su papel de Freddie Mercury en el biopic Bohemian Rhapsody.

Antes de toda la atención por Bohemian Rhapsody, Malek ya atraía miradas por la serie Mr. Robot, un drama psicológico de hackers que protagoniza junto a Christian Slater.

Fue un papel determinante en la carrera de Malek, tras sus humildes comienzos en los suburbios de Los Ángeles, donde creció como parte de una familia ortodoxa copta egipcia. Tiene un hermano gemelo idéntico llamado Sami y una hermana mayor.

Asistió a la escuela secundaria en Sherman Oaks con las actrices Rachel Bilson y Kirsten Dunst, y luego estudió teatro en la Universidad de Evansville en Indiana, donde obtuvo una licenciatura en bellas artes en 2003.

Su carrera televisiva comenzó el año siguiente como invitado en el popular programa Gilmore Girls.Siguieron varias pequeáas participaciones en televisión y cine, incluido un papel como el faraón Akhmenrah en la trilogía Una noche en el museo, protagonizada por Ben Stiller, y una aparición en la última película de la saga Crepúsculo.

Pero como le sucede a muchos actores de origen extranjero, Malek ya sabía que su mayor desafío era evitar ser encasillado. «Veía las audiciones y sabía que probablemente podría obtener el papel de terrorista. Es gracioso, pero es triste», confesó a principios de este mes, en el Festival de Cine de Santa Bárbara.

Apareció en dos cintas dirigidas por Spike Lee: Old Boy, remake de una película ultraviolenta de Corea del Sur, y el filme de terror Da Sweet Blood of Jesus.

Pero su trabajo como Mercury, el extravagante Farrokh Bulsara, quien llegó a Londres desde Tanzania y se convirtió en una leyenda de la música antes de morir en 1991 a los 45 años, probablemente le llevará a conseguir nuevos roles en la pantalla grande.

Los grandes y expresivos ojos de Malek y su sonrisa ambigua fueron útiles para su interpretación de Mercury, quien era conocido por su impresionante rango vocal y sus excentricidades en el escenario.

El reto de interpretar a Freddie Mercury

«Cuando te ofrecen el papel de tu vida no vale la opción de salir corriendo», decía Rami Malek hace unos meses. Sin embargo, ha confesado que ese fue su primer pensamiento cuando le ofrecieron interpretar a Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody. «No canto, no toco el piano, no tengo ninguna de las cualidades del que ha sido posiblemente el mejor intérprete de rock de la historia».

Sin embargo, Malek, conocido por su papel del hacker solitario en la serie Mr. Robot, ha logrado convencer a todos con su interpretación. ¿El truco? «He querido bajar a Freddie del pedestal de Dios del rock y abrir una ventana a su alma. Toda su vida fue una lucha por ser él mismo: primero por su condición de inmigrante, después rompiendo moldes como artista y finalmente con su propia identidad sexual».

Tras el final del rodaje, Malek mandó a fundir en oro la prótesis dental que usó para el papel, al lado de la cual seguramente pondrá ahora la estatuilla dorada.

Queen en Amazon