Roger Taylor y el pelo de color verde

Roger Taylor 1978 verde

Pasó durante un concierto del año 1979 en Alemania.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- En algunas ocasiones decidimos cambiar parte de nuestro aspecto físico. Pensémoslo bien y nos acordaremos: por ejemplo, en una reunión de amigos o cuando alguno anuncia su boda, alguna persona suele sugerir algún cambio físico para recordar esa cita (por ejemplo, dejarse crecer la barba).

Sucede lo mismo con las gestas deportivas totalmente inesperadas. Por ejemplo, que un equipo de fútbol o de baloncesto gane un campeonato sin que nadie lo esperase. Esa ilusión les lleva a teñirse el pelo, a cortarlo descaradamente…

Pero volvamos ahora mismo al mundo Queen. En el año 1979, Roger Taylor, John Deacon, Brian May y Freddie Mercury estaban en el estudio preparando dos grabaciones futuras (“Flash Gordon” y “The Game”) cuando se les propuso realizar una serie de conciertos.

Y una de esas actuaciones estaba prevista para el día 18 de agosto (Ludwigsparkstadion, Saarbrücken). Un festival al aire libre que contaba con la presencia de Rory Gallagher & His Band, Alvin Lee y diversos grupos alemanes.

Queen ya era una referencia para Europa. Contar con ellos suponía liderar un proyecto musical, un concierto que fuese atractivo, solvente y cómo no, rentable.

Ese misma tarde, los miembros del grupo se quedaron extrañados al observar a Roger Taylor. Había algo diferente en él que destacaba muchísimo. ¡Tenía el pelo verde! ¡Sí, vuelve a leerlo, tenía el pelo verde!

Resulta que el baterista ya había empezado tiempo atrás a aclararse el pelo para intentar emular su dorado natural. Pero esa tarde, la mezcla del tinte fue diferente y acabó con una tonalidad no deseada.

Evidentemente, el resto de los componentes del grupo hicieron bromas al respecto. El que más, Freddie Mercury, que destacaba una y otra vez el nuevo look accidental del baterista. Una anécdota que recogen Jacky Gunn y Jim Jenkins en su libro: “Queen”. Pero ya no había tiempo de reacción y por eso, Roger Taylor subió al escenario con el pelo verde.

Evidentemente, esta circunstancia no influyó para nada en el desarrollo posterior del concierto. Empezaron con “We Will Rock You” (su versión rápida) y finalizaron con “God Save The Queen” para contentar a las 30.000 personas que asistieron al festival. Pero estamos seguros que al día siguiente más de uno de los asistentes visitó la peluquería y pediría un cambio de color para su pelo. Un tinte exagerado, notorio. Y por supuesto, que fuese de color verde.