We Are The Champions

Champions Queen Day

Queen siguen siendo número 1.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- Sin lugar a dudas, la película Bohemian Rhapsody vuelve a situar al grupo Queen en la cima de la actualidad musical e icónica más poderosa. Y dependiendo del caso, descubre para muchos la figura de Freddie Mercury o también ayuda a recordarle con una potencia sentimental devastadora.

Como ya sabéis, el pasado sábado día 24 de noviembre se celebró en Barcelona el Queen Day. Una noche que tenía un objetivo muy claro: realizar un tributo a esta banda de rock, considerada como una de las más espectaculares y completas de la historia de la música.

No es fácil colocar aquello del sold out (que podríamos traducir como agotado) cuando se organiza un acto. Y esa noche, el equipo de aqueenofmagic.com lo consiguió. Enhorabuena. El público respondió perfectamente a esta cita con la melancolía, con el pasado glorioso, pero también, siendo conscientes que el año 2018 es muy importante para la marca Queen, como una equidistancia que nos conduce por un camino que aún tenemos que descubrir.

Nosotros, como periodistas y escritores, presentamos nuestro libro: “Queen: el milagro de Freddie Mercury”, redactado desde el respeto, la veracidad y la admiración hacia el cuarteto británico. Compartimos anécdotas con el público asistente, siempre atento y receptivo a lo que se les estábamos exponiendo.

Doug Bogie (ex bajista de Queen), The Queen Ibiza, Edu Quindós y Queen Must Go On entendieron que se trataba de una noche diferente y consiguieron motivar a un público sediento de notas musicales acuñadas por Roger Taylor, Freddie Mercury, Brian May o John Deacon.

Y para nuestro entender, la última canción que se interpretó resumió el pensamiento global de esta fiesta. En el escenario coincidimos todos los músicos, los organizadores del evento, Doug Bogie y nosotros dos para interpretar, de manera improvisada y descarada, la canción “We Are The Champions”.

Àngel Asensi & MIquel Asensi
Àngel Asensi & MIquel Asensi. Foto: Emma Arbona @e.arbona

Fue un himno que nos unió, como un acto de camaradería que nos contagió de respeto los unos con los otros. No es fácil subirse a un escenario sin ensayar, ya que parece que te van a examinar cada segundo, pero el público entendió a la perfección este guiño, como si todos fuésemos campeones por una vez en nuestra vida. Los asistentes corearon fuertemente esta canción.

Y de eso se trata, de que alguna vez en la vida te creas que eres un campeón. Y más, si estás interpretando la música de Queen.

Fotos: Emma Arbona @e.arbona

Deja el primer comentario

Deja un comentario


*