“¿Vive ahí Roger Taylor? Ha tenido un accidente de tráfico”

Roger Taylor

El suceso ocurrió en el año 1967, cuando el baterista Roger Taylor viajaba con sus compañeros del grupo The Reaction.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- Sin lugar a dudas, el paso del tiempo dirige nuestra madurez. Y uno de los momentos más esperados durante nuestra juventud es cuando somos conscientes de que podemos ser independientes, es decir, libres, y por supuesto, una de sus máximas expresiones es cuando aprobamos el examen de conducir. Acuérdate: es como si nos pusiesen alas y nos diesen consentimiento para volar.

En el mes de febrero del año 1967, un grupo de jóvenes que formaba parte de la banda musical The Reaction se desplazó por las carreteras de Cornwall, en el Reino Unido.

Richard, Marian, Valerie, Neil, Peter, Michael y Roger circulaban con su furgoneta cuando se vieron sorprendidos por una niebla y una lluvia torrencial. Pasados unos momentos, el conductor perdió el control del vehículo y chocaron contra otra furgoneta que no tenía ninguna luz encendida y estaba parada.

El conductor, un joven de 17 años llamado Roger Taylor, acababa de obtener el carnet de conducir. En el momento del accidente no pudo reaccionar y debido a la fuerza del impacto, medio cuerpo salió despedido por la luna delantera del coche.

Afortunadamente, el que se convertiría en el baterista de Queen no tuvo ninguna lesión. El resto de los ocupantes del vehículo sufrieron heridas de diversa consideración, pero la peor parte se la llevó Peter, que lo encontraron inconsciente en la carretera y perdiendo gran cantidad de sangre.

Se trataba de un joven con un nivel académico alto y que ya había sido aceptado en la facultad de Medicina para iniciar sus estudios. Pero este accidente cambió su destino: no dejó los hospitales hasta principios del año 1968. Las secuelas le impidieron estudiar la carrera deseada y apostó, tiempo después, por estudiar contabilidad.

The Reaction. Roger Taylor.
The Reaction.

Como hemos comentado anteriormente, Roger Taylor no padeció lesiones, pero sufrió secuelas psicológicas por el accidente, aunque no fue culpable del suceso, ya que las compañías aseguradoras concluyeron que los propietarios de la otra furgoneta cometieron una negligencia por haber dejado su vehículo estacionado en la noche sin ningún tipo de señalización luminosa.

Pese al informe, la policía consideró que Roger Taylor también había tenido parte de culpa del suceso. Así lo recoge Mark Hadkinson en su libro: “Queen: The Early Years”, aunque no se presentó a la vista del juicio porque estudiaba en Londres.

“¿Vive ahí Roger Taylor? Llamamos porque ha tenido un accidente de tráfico” fue lo que escucharon los familiares del baterista cuando se les avisaba por teléfono de lo sucedido aquella noche de febrero del año 1967.

Y es que, en ocasiones, nuestra existencia puede evaporarse en unos minutos. Por eso, te recomendamos pasión y cordura con lo que te apasione. Disfruta de cada momento de un regalo tan maravilloso llamado vida.

Deja el primer comentario

Deja un comentario


*