La canción más compleja de Freddie Mercury no es Bohemian Rhapsody

Queen. Bohemian Rhapsody.

Antes de Bohemian Rhapsody, Freddie Mercury ya había creado su obra más compleja con The March Of The Black Queen.

José Juan Tobal.- Freddie Mercury nos maravilla en la cara negra del álbum Queen II, con un tema que sin duda, y creo que sería justo analizarse como la más compleja de cuantas Freddie compusiera en vida. Sí, y más que Bohemian Rhapsody.

Con una intro de piano que no nos hace visualizar lo que está por llegar, se introduce una obra de arte de seis minutos. The March Of The Black Queen merece una alabanza a su producción, siendo sin duda un tema complejo donde los haya.

El bajista de Queen, John Deacon, comentó en su momento: “Nos llevó eones (millones de años) practicar ese tema, nada sencillo, te lo puedo asegurar”.

Las distintas tomas que existen de este tema revelan un esquema de trabajo que a pesar de que Brian May aseguró que fue Mack quien les introdujo a esta práctica, realmente aquí se demuestra lo contrario, la fórmula de grabar partes separadas de la canción y después unirlas.

En una entrevista más tardía Freddie y Roger revelaron que casi pierden el tema debido a su sobreproducción, Freddie comentó: “Eran los días de los estudios de 16 pistas, grabamos y sobrecargamos tanto las pistas que la cinta era transparente cuando terminamos”.

Robin Cable, quien ayudó a producir ‘Nevermore’ y ‘Funny How Love Is’ les ayudó en este tema también. Sin embargo, debido imaginamos a la sobrecarga de las cintas originales, el tema resultante a veces resulta algo turbio en la producción, y los sutiles matices de las orquestaciones de guitarra y los coros lo notan. La remasterización de 2011 es una revelación, con el correcto porte finalmente resalta un tema mucho más claro.

La letra tiene cierto misticismo, claramente habla de una reina malvada que sodomiza a sus súbditos obligándoles a que hagan cosas abominables. Llegan a nombrarse a ciertos seres del inframundo. De estas letras y las que llegarían más tarde en Bohemian Rhapsody se lanzó un bulo en el que decía que Mercury había hecho un pacto con el diablo.

Debido a su complejidad, este tema nunca se tocó de forma íntegra en directo, tan sólo una parte, y curiosamente unida a Bohemian Rhapsody en un medley que se tocó desde octubre de 1975 a septiembre de 1976. Freddie obviamente tenía cierto aprecio a la canción, ya que solía referenciarlo en el medley que tocaban en la gira de 1984/85 junto a My Fairy King.

6 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo 100%.Creo que Queen II marca un antes y un después en el trabajo del grupo,y fué el quiebre para lo que venía.The march of the Black Queen siempre me pareció superior a Bohemian Rapsody,con todo respeto lo digo.

  2. Estoy 100%de acuerdo.Creo que Queen II es el disco que marcó un antes y un después en la historia del grupo,y March of the Black Queen sin dudas sobresale notoriamente en un disco maravilloso.Y a mi humilde entender,esa canción es superior a Bohemian Rapsody.

  3. ¿Que decir de esta extraña criatura mercuriana? Que sólo la genial e inquieta mente de Freddie puede haber gestado semejante caleidoscopio de sensaciones. The March es un carrousel, una montaña rusa y un tren fantasma todo combinado en una fastuosa demostración de talento de mas de seis minutos, que parecen más o parecen menos pues viajando en ella se pierde la sensación del tiempo y del espacio.
    Es una canción muy difícil de clasificar, no suele ser digerible en un solo trago, es extremadamente compleja y heterogénea pues, entre otras cosas, tiene una métrica acompasada y las armonías, ritmos y arreglos fluyen a diferentes velocidades. Es difícil o imposible hallar la base del sonido pues el ritmo, el tempo varia constantemente, es inquieto y fugaz, se mueve como una mosca, no es lineal, tiene estribillo no da respiro, pero no cansa. No es, en absoluto, predecible: A cada paso genera intriga y sensaciones nuevas y diferentes. Cada vez que la escuches le encontrarás algo nuevo, por eso es caleidoscopica, nunca suena igual.

    Los arreglos cargados de un barroquismo exquisito meten a The Beatles con Black Sabbath y clásicos germánicos del S XVI en una licuadora de colores para pintar un mural de arte a veces abstracto, a veces impresionista y a veces romántico. Rock progresivo? puede ser, pero es sólo una de sus miles de facetas.
    La lirica plagada de fantasías oscuras y frías, a veces resplandece e ilumina cálidamente por instantes y luego parece severa hasta parece confusa, burlesca y sinsentido pero hete aquí la proyección de la compleja personalidad de Freddie, ambigua, fantástica, introvertida, brillante y muchísimas facetas más, propias de un genio único.
    The March es una oscura y centellante maravilla. Voz, coros, instrumentación, música, letra, composición, arreglos, producción, armonías, todo eso y mucho más es esta superlativa composición, si se permite la licencia expresiva, “neoclásica-deconstructivista”.

    And no synthesizers!!!

    Si señores: Todo eso es arte en su máxima expresión, todo eso es Queen en su esencia mas pura.
    Disfrutese a máximo volumen, cuidado, es adictivo.

  4. Para mi Queen II es simplemente una obra de arte y mi disco preferido de siempre, posiblemente The march of the black Queen sea la más compleja de Mercury y Nevermore la más o una de las más hermosas.

  5. Hablar de un antes y un después, en la producción musical de Queen, haciendo referencia a Queen II, es un poco tirado de los pelos. En primer lugar, porque solo hubo un disco antes.
    Eso lo tiene más específicamente, y aunque suene más remanido, un disco como The Game, que si bien establece una vena más pop en la creación, introduce a los antiguamente denostados sintetizadores.
    Cuando leí el título del artículo, pensé que iba a referirse a temas como Keep yourself alive, que siempre me pareció un tema complicado para hacer en vivo, por lo pegado de los versos y los cambios rítmicos, o de You Take muy breath away, incluso, the prophet song son canciones muy ambiciosas.

Deja un comentario


*