¡Feliz verano, Freddie Mercury!

Freddie Mercury

Durante estos meses del año, la presencia de Queen era aún mayor.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- En líneas generales, casi todas las personas asocian el verano con cuestiones positivas. Por ejemplo, las vacaciones, las actividades físicas que se pueden realizar al aire libre durante esta estación del año, el poder salir a la calle durante más tiempo que en el invierno para disfrutar de las terrazas o también de los conciertos.

Parece paradójico, pero para los artistas, el verano suele ser sinónimo de diversos meses de mucho trabajo. Y Queen no era una excepción. Piensa por un momento en grandes conciertos del grupo, en los primeros que te vengan a la cabeza: ahora mismo nosotros nos acordamos de la gira del disco “A Kind Of Magic”. Y en concreto, su gira por España.

Está claro que Queen es un grupo para todo el año. Si no, acuérdate de los conciertos de fin de año, por ejemplo. Pero volvamos al calor, al verano. En 1986, actuaron en nuestro país en las ciudades de Barcelona (en el Mini Estadi, el día 1 de agosto), mientras que el día 3 de agosto se subieron al escenario del Estado del Rayo Vallecano (en Madrid) y por último, Roger Taylor, John Deacon, Brian May y Freddie Mercury arrancaron aplausos y emoción en el Estadio Municipal de Marbella el día 5 de agosto. Estas actuaciones formaban parte del Magic Tour, una planificación musical centrada en los principales países europeos y que, por supuesto, se materializaba durante el verano.

Por supuesto, la organización de un concierto conlleva un gran riesgo. Y no solamente nos referimos a cuestiones económicas: por ejemplo, aunque puede pasar de todo, no es lo mismo programar una gran actuación en un estadio de fútbol en el mes de febrero que en julio. Las cuestiones climatológicas pueden llegar a ser decisivas a la hora de intentar calcular el éxito final de la actuación (el riesgo de un concierto al aire libre a principios de año en Inglaterra no es el mismo que en agosto en España).

Queen Freddie Mercury

Y por supuesto, la cuestión presupuestaria. No debería ser fácil llegar a acuerdos con Stuart Sutcliffe, Brian Epstein, Alan Niven, Sharon Osbourne o Paul McGuinness o el coronel Parker. Hablamos de primeras espadas como The Beatles, Ozzy Osbourne, Guns N’ Roses o Elvis, por ejemplo.

Para intentar minimizar riesgos externos, el verano es una de las opciones claras para intentar conseguir un sold out o lleno absoluto. Y por supuesto, Queen estaba en el punto de mira de los promotores.

Recordad a Freddie Mercury durante el año 1986 subido al escenario: con su chaqueta amarilla, sus pantalones blancos e interactuando con el público. Y a su lado, un Brian May sólido que el paso del tiempo le había convertido en uno de los guitarristas más destacados de la historia del rock.

Por supuesto, detrás, Roger Taylor está atento a los timbales, al bombo, la caja y a los platillos sin olvidar el momento de sincronizarse para interpretar los coros. Y claro, apoyado por la timidez de John Deacon y sus famosas líneas de bajo.

Y con ese recuerdo llegamos al final de este artículo. Y volvemos a escribir su titular: “Feliz verano, Freddie Mercury”, porque hoy puede ser un buen día para disfrutar de las imágenes del concierto de Queen en Wembley. Pon play a tu dvd y cuando creas que el cantante te está mirando, deséale un feliz verano. Es de justicia poética.

1 Comentario

  1. Sin ir mas lejos,anteayer,volví a emocionarme,con el concierto de 1986,en Londres,no se cuantas veces,lo e visto y me sigo emocionando,QUEEN y sobre todo,mi querido FREDDIE,me han dado tanto me siguen dando….GRACIAS.
    #QUEENFOREVER
    FREDDIE MAITE ZAITUT

Deja un comentario


*