“Demasiado amor te matará”

Fantástica composición con un título arriesgado.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- Según los críticos literarios, el amor es el tema más recurrente de la historia de la literatura. Y la verdad es que da mucho juego. Simplemente, una reflexión sobre nuestras propias vidas nos puede dar una pista de ello: el amor de una madre a un hijo, la pasión de una pareja, las locuras provocadas por el desamor, finales trágicos, historias de amor correspondidas,…

Además, Queen no es una excepción y ha tratado este tema en muchas de sus canciones: “Somebody To Love“, “Las Palabras De Amor“, “Love Of My Life“, “Mother Love” y un largo etcétera que seguro que irás recordando a medida que leas este artículo (nos viene ahora mismo a la memoria “Love Kills“, de Freddie Mercury).

El amor es como un sentimiento puro y directo hacia alguna persona, como una sensación intensa que nos permite incluso cambiar nuestros punto de vista.

A principios de la de los 90 del pasado siglo, Roger Taylor, John Deacon y Brian May estaban muy afectados por la muerte de Freddie Mercury. Atrás quedaban muchas experiencias compartidas, momentos vitales irrepetibles y por supuesto, la admiración hacia la vida y figura del vocalista, con quien habían compartido más de 20 años de sus propias vidas.

Por eso mismo, en 1995 decidieron incluir la canción “Too Much Love Will Kill You” (“Demasiado amor te matará”) en su trabajo discográfico llamado “Made In Heaven“. Aunque era una composición que ya había sido grabada en las sesiones del LP “The Miracle“, prácticamente nadie tenía conocimiento de este tema musical durante ese año.

Pero lo cierto es que el grupo la dio a conocer en el homenaje/tributo a Freddie Mercury. Ante los miles de asistentes del megaconcierto y también ante los millones de personas que siguieron el espectáculo a través de los diversos canales televisivos de todo el mundo.

En nuestra opinión, fue un acierto dar a conocer esa canción ese día, en el homenaje a Freddie Mercury. Era como un soplo de aire fresco, una sorpresa en directo, como un ejemplo de respeto máximo ante un músico que, desesperadamente, se les fue.

Posteriormente, Brian May incluyó el tema en su disco “Back To The Light“, del año 1992, cantada por él mismo. Y tres años más tarde, en 1995, Queen la rescató para convertirla en una de las piezas básicas de su disco “Made In Heaven“, pero esta vez la pista de voz correspondía a Freddie Mercury.

Pensamos que fue un gesto emotivo, muy emotivo. Escuchar al propio cantante ese mensaje de “demasiado amor te matará” te llevaba a reflexiones sinceras, muy internas, a rebuscar en ti mismo y, en cierta manera, a entender que Freddie Mercury estaba, por decirlo de alguna manera, confesándose ante sus admiradores, ante su público, ante ti.

Te animamos a que hoy mismo escuches de nuevo esta canción y que se la dediques a quienes más quieres. Seguro que en tu listado incluyes a alguien que hace tiempo que echas de menos. No les olvides.

1 Comentario

Deja un comentario


*