¿Estás de broma, Roger?

Cuándo, por qué y quién le preguntó esto al baterista.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- A veces, lo que en un principio parece una idea no demasiado bien encaminada, puede convertirse en un buen proyecto. Y además, sin que nadie lo espere, con mucha suerte, acaba convirtiéndose en un auténtico éxito universal.

A Roger Taylor siempre le ha gustado la música: todo empezó con una guitarra y después, y como ya sabéis, se pasó a la batería, el instrumento que le consagró en la fama. Pero siempre ha sido constante, ha sabido soportar fracasos y éxitos. Y eso, quizá, sea una de sus virtudes que más admiramos y respetamos.

En 1975, Queen ya tenía un nombre en el mercado musical. Tras el éxito de la canción “Killer Queen”, Roger, John, Brian y Freddie se hicieron un hueco en el mercado británico. Empezaban a ser un reclamo para promotores musicales y también imantaban el interés de compañías discográficas.

La grabación del disco “A Night At The Opera” supuso un momento clave en la historia del grupo. En algunas ocasiones, Freddie Mercury y Brian May afirmaron que si no hubiese sido rentable este proyecto musical, con las deudas que arrastraban, posiblemente Queen hubiese dejado de existir. Era, en cierta manera, como jugársela a una carta.

“Bohemian Rhapsody” ya empezaba a ser una realidad. Roy Thomas Baker y los cuatro músicos supieron plasmar las ideas de Freddie Mercury. Eran conscientes que iba a sonar diferente (por duración, por introducir fragmentos operísticos) y claro, tenía que ser la canción que abanderase esta nueva etapa de Queen.

Single de Bohemain Rhapsody. Roger Taylor.
Single de Bohemain Rhapsody.

Por supuesto, cuando se editase el single de “Bohemian Rhapsody”, necesitaban otra canción que ocupase la otra cara del pequeño vinilo. Y la elección fue el tema “I’m In Love With My Car” (“Estoy enamorado de mi coche”), compuesto y cantado por Roger Taylor.

A nosotros siempre nos ha encantado esta canción: por su toque rockandrollero, por sus contra-ritmos, por su interpretación vocal y además, también suponía en directo un claro ejemplo de fuerza.

Pero al principio hubo dudas. Un día llegó Roger Taylor con un maqueta de esta composición y se la mostró a Brian May, quien la escuchó con atención. Al finalizar, Brian May miró al rubio baterista y le dijo:

“¿Estás de broma?”

Le extrañaba muchísimo que una canción estuviese dedicada a un coche, al mundo del automovilismo, del motor. Una composición que en un principio no contaba con el visto bueno de Brian May, pero que tampoco se convirtió en oposición. Nos gusta cómo suena la guitarra de esta canción, con ciertos rasgos psicodélicos y con fraseos de guitarra de estilo hard rock.

Brian May y Roger Taylor recuerdan esta anécdota en el documental que se editó para conmemorar el 30 aniversario de la grabación del disco “A Night At The Opera”. Y lo hicieron desde la sinceridad, admitiendo que lo que en un principio podía parecer una composición pobre o desafortunada, acabó formando parte de un single que fue siete semanas seguidas número 1 en Inglaterra.

Te animamos hoy a que reflexions sobre tus proyectos pasados que un día decidiste abandonar. Quizá sea el momento de valorarlos positivamente escuchando una vieja canción dedicada a los coches.

1 Comentario

  1. Me encanta este tema, mezcla de blues con metal y coros satánicos y que posee una letra absolutamente ridícula que la contextualiza en el álbum como una pieza mas del sainete aportándole una cuota de humor quitandole tensión.
    Debo reconocer que al leer la letra me decepcioné un poco pero luego entendí el mensaje: todo ese disco representa un teatro de variedades que va del humor a la tragedia de una forma magistral.
    La voz de Roger suena colosal y como venida de los mismos infiernos.
    Y esos coros, la percusión y la guitarra. Jamas escuché ni volví a escuchar algo así ta…Queen.

Deja un comentario


*