¡Escribamos una carta a Freddie Mercury!

Freddie Mercury en Wembley, 1986. Queen.

Te animamos a que formes parte de este artículo, dedicado a nuestro querido y siempre presente Freddie Mercury.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- Posiblemente, las fotografías y las grabaciones en audio o vídeo sean de las pocas cosas que pueden hacer que una persona que ha fallecido esté constantemente entre nosotros. Bueno, está claro que físicamente es imposible, pero mientras recordemos a quienes queremos, nunca desaparecen.

Como ya sabéis, Freddie Mercury dejó este mundo el 24 noviembre de 1991, pero como solemos resaltar, realmente al día siguiente fue cuando se convirtió en leyenda. Aunque el público ya era consciente de todo su legado musical, debido a su fallecimiento, el mundo reflexionó de modo más pausado sobre su trayectoria artística, acerca de su inmenso talento.

Pero tenemos que seguir manteniendo vivo su espíritu artístico entre nosotros. Y se puede conseguir de diferentes formas: escuchando su música, compartiendo instantáneas del grupo o, por ejemplo, escribiendo un artículo como agradecimiento a su profesionalismo.

En muchísimas ocasiones, el vocalista es el miembro más visible de un grupo de música. Posiblemente, porque es el que atrae más la atención, pero sin caer nunca en el menosprecio hacia los otros componentes de la banda.

Sinceramente, siempre hemos admirado la amplitud sónica y de registros que tiene Brian May, su evolución, sus composiciones y el hecho de haber conseguido un sonido propio. Nadie duda que Queen le debe mucho, como también pasa con Roger Taylor y John Deacon, excelentes músicos. Todos juntos formaron uno de los cuartetos más clásicos y fascinantes en la historia del rock.

Pero, repetimos, el cantante suele ser quién más atrae la atención de todos: y Freddie Mercury no podía ser una excepción. En nuestra opinión es uno de los cinco mejores cantantes de la historia del rock, además de un gran compositor, un excelente pianista y un auténtico frontman sobre los escenarios.

Freddie Mercury.
Freddie Mercury.

Hoy, domingo, puede ser un día diferente. Y se puede conseguir gracias a todos vosotros, lo podemos lograr entre todos. Imaginemos, por un momento, que Freddie Mercury está entre nosotros, ya sea descansando o disfrutando plácidamente en su casa de Kensington (Londres).

En este preciso instante, una persona llama a su timbre y uno de sus asesores acude para poder atenderle. Es un cartero, que entrega un sobre cerrado y pocos segundos después, se marcha.

El asesor busca a Freddie para entregarle este documento, una modesta carta con el siguiente remite: tus admiradores de todas las partes del mundo. Posiblemente, al leerlo, el cantante sonreiría con fuerza e ímpetu, como era él.

Freddie pediría tranquilidad, se retiraría a una de sus habitaciones y abriría la carta, que comenzaría con este texto:

“Querido Freddie: esperamos que estés bien. Hace tiempo (desde el año 1991) que no sabemos nada de ti, pero te queremos dar las gracias por todas las notas musicales que han salido de tus manos y de tu garganta. Has sido un artista muy especial y has sabido convertir los escenarios en tu casa y también en la de todos”

Y ahora, que cada uno de vosotros piense y escriba unas palabras para completar esta carta. Gracias por vuestra colaboración.