¡Que se vayan del escenario esos Queen!

¿En qué concierto pidió esto parte del público?

Àngel E. y Miquel P. Asensi Esteve.- Como ya sabéis, nada en la vida es de color de rosa, incluso en los mejores años. Nosotros no somos nadie para dar consejos, pero os animamos a que penséis en positivo en todos los aspectos que os envuelven tanto sociales, profesionales, deportivos, familiares, como en vuestras aficiones.

En 1974 y después de tres años como principiantes, John Deacon, Brian May, Roger Taylor y Freddie Mercury ya habían llegado a un cierto grado de madurez que les hacía interesantes para algunos promotores de conciertos. Más aún después de publicar el fascinante disco “Sheer Heart Attack”, bien recibido por parte de la crítica musical que simplemente les evaluaba por su capacidad interpretativa y compositiva.

A principios del mes de noviembre se editó la canción “Killer Queen”, el primer gran tema del grupo. Sonó con fuerza en Europa, sobre todo en el Reino Unido (en las listas llegó al número 2) y también tuvo muchísima repercusión en Estados Unidos (su impacto fue directo y se posicionó finalmente en el número 12).

Sin lugar a dudas, había expectación por comprobar cómo el grupo podía defender el disco en directo (sonaban los temas “Now I’m Here”, “Brighton Rock”, “In The Lap Of The Gods”, “Stone Cold Crazy”) y, por supuesto, “Killer Queen”.

Queen quería acabar el año 1974 de escenario en escenario. Para conseguirlo, se programó una gira por el continente europeo, así como alguna visita a los Estados Unidos.

El promotor de la gira pensó que, quizá, Queen y Lynyrd Skynyrd era una buena solución para atraer al mayor número posible de espectadores. Dos bandas de rock diferenciadas estéticamente pero de indudable validez. Además, “Sweet Home Alabama” era ya una gran composición en aquella década firmada por el grupo americano.

Lynyrd Skynyrd, cuando coincidieron con Queen en 1974.
Lynyrd Skynyrd, cuando coincidieron con Queen en 1974.

Mark Blake, en su fantástico libro “Freddie Mercury: a kind of magic” destaca el comportamiento negativo de algunos asistentes a los conciertos en Alemania el 4 de diciembre en Frankfurt y al día siguiente en Hamburgo.

No entendían la actitud de Queen, su estética tan radicalmente diferente a la de Lynyrd Skynyrd y por eso decidieron llevar pancartas para hacer visibles sus opiniones.Os podéis imaginar el contenido de ellas: insultos hacia Queen (“Queen sucks”, que se puede traducir como Queen apesta”) simplemente por la forma con la que interpretaban las canciones y además, por el vestuario utilizado. Para nosotros, intolerable.

Con el paso del tiempo, Roger Taylor y Brian May admitieron que estas reacciones les crearon efectos negativos y que estuvieron a disgusto durante las actuaciones, aunque está claro que simplemente era una pequeña muestra de algunos de los asistentes a los conciertos.

Ticket del show de Queen y Lynyrd Skynyrd.
Ticket del show de Queen y Lynyrd Skynyrd.

Está claro que cada uno tiene sus gustos, pero hay que respetar siempre a los demás y las descalificaciones públicas sobran siempre. Mejor les hubiese ido si hubiesen disfrutado de las dos formaciones musicales, excelentes artistas con mucho calado en la historia del rock.

Poder gozar en un mismo concierto de composiciones made in England como “Killer Queen”, “Nevermore”, “Seven Seas Of Rhye”, “Keep Yourself Alive” además de las made in USA como lo “Free Bird” o “Sweet Home Alabama” tendría que haber sido, como mínimo, una experiencia de un deleite inolvidable.

Queen en 1974.
Queen en 1974.

Y de eso se trata, de disfrutar y a su vez de ser consciente de que cada concierto puede ser irrepetible. Tres años más tarde, en 1977, fallecieron en un accidente aéreo el cantante, los dos hermanos Gaines, el manager del grupo Lynyrd Skynyrd, además del piloto y del copiloto. Por eso os invitamos a disfrutar intensamente de cada actuación musical en la que estéis presentes y que haya un respeto por todos los grupos, independientemente del gusto de cada uno.

Deja el primer comentario

Deja un comentario


*