Resérveme una noche de hotel para Alfred, Brian, Jason y Roy

Queen utilizaba pseudónimos para hospedarse en los hoteles.

Àngel Asensi & Miquel Asensi.- 1976. Queen ya disfrutaba del éxito. Atrás quedaban tiempos de compartir tienda de ropa de segunda mano o de celebrar conciertos gratuitos a cambio de zumos y palomitas para los asistentes. Y todo esto también originaba ciertos cambios necesarios para preservar la privacidad de cuatro músicos convertidos, en ese año, en estrellas incipientes en el variable mundo del rock. En ese año, ellos ya habían llegado a la fama pero, en cierta medida, vendiendo parte de su intimidad. Es lo que tiene ser unos héroes de masas, el convencimiento de que sus admiradores necesitan saber algo más de ellos.

Opinamos que “A Day At The Races” es uno de los cinco mejores trabajos de Queen. Y uno de los 300 discos más destacados que se han editado nunca. “Tie Your Mother Down”, “You Take My Breath Away”, la infravalorada “You and I”,… hay tanto donde escoger… “Somebody To Love”, “White Man”,… supusieron ganar definitivamente la partida al negocio. Queen ya era una marca rentable.

Por tanto, ya era el momento de alojarse en buenos hoteles. Pero para conservar su privacidad, las reservas las hacían con nombres cambiados. Una anécdota que recoge Peter Hince en su libro: “Queen Unseen”. Alfred Mason era Mercury; Brian Manley era May; con el nombre Jason Dane se escondía Deacon y Roy Tanner era el brillante baterista.

Eso sí: pseudónimos sólo utilizados en lugares de descanso. Cuando accedían a los mejores recintos o estadios, en el escenario volvían a ser Freddie, Brian, John y Roger. La magia nunca se perdía aunque, a veces, cambiaba necesariamente de nombre.


AUTORES: Àngel Asensi y Miquel Asensi tienen a la venta un libro sobre Queen llamado «Queen: En el regazo de los dioses». Compra tu unidad aquí.

¿Sabías que uno de los cuatro músicos del grupo tuvo que repartir periódicos cuando era joven para poder pagarse su primera guitarra acústica? ¿Qué le paso a Roger Taylor cuando estuvo amenazado por un grupo de “skinheads”? ¿Te crees que Freddie Mercury fue modelo y posó desnudo ante alumnos de la facultad para ganarse un pequeño sueldo? Son algunas vivencias de Queen recuperadas por los hermanos y periodistas Àngel y Miquel Asensi Esteve, autores de este libro, que han estado apoyados en todo momento por el equipo de A Queen Of Magic.

Deja el primer comentario

Deja un comentario


*