Montreux, el retiro real

Es la perla de Suiza, donde Freddie Mercury grabó sus últimas canciones.

Durante los pasados 50 veranos, seguidores de la música han llegado al festival de jazz de Montreux, en Suiza. Más de 250.000 personas van al año a ese evento. Pero esta ciudad tiene otra cosa por la que se ha hecho famosa relacionada a la música: es el lugar donde Freddie Mercury, cantante de Queen, iba a buscar paz.

Tanto como David Bowie o Iggy Pop, Mercury llegaba a Montreux por su calma y sus muy bajos impuestos. En 1979, Queen grabó en los Mountain Studios, un lugar que la banda compró.

Al principio, Mercury odió el lugar, aseguró Peter Freestone, asistente personal del cantante entre 1979 y 1991, cuando murió. El lugar era demasiado tranquilo “pero si querías grabar un disco allí, era perfecto”, recordó. Queen grabó siete de sus quince discos allí, entre ellos el último, Made In Heaven. La banda sabía que trabajaba con tiempo limitado y en función de la energía que el cantante pudiera tener. El disco salió años después, en 1995. La tapa del disco muestra la estatua de Mercury, de frente al lago de la ciudad.

Montreux se volvió un lugar interesante para Mercury tras aceptar su diagnóstico de SIDA en 1987

“Necesitaba paz y calma, y este pueblo podía dársela”, añadió Freestone. Allí podía visitar tiendas, comer en los restaurantes y caminar por la ciudad sin fans que lo persiguieran ni tampoco medios. “Si se escucha la letra de A Winter’s Tale, se puede oír y ver Montreux”, dice Freestone.

De hecho, la ciudad tiene mucho que ofrecer, incluso si el recuerdo de Mercury no le fascina.
Está el lago y sus opciones de recreación, sus zonas históricas y un clima adecuado. Es ideal todo el año menos en julio, cuando sucede el festival.

Ahora se puede recorrer el estudio Mountain, en el piso superior del casino de la ciudad, con su sala de control inalterada desde aquellos días. Hay también atuendos para conciertos, letras escritas a mano y el exacto rincón donde escribió sus últimas canciones.

Muchos de los bares y restaurantes a los que iba Mercury siguen funcionando: la Brasserie Bavaria, el Funky Claude’s o el hotel Montreux Palace. Una sensación de los años 80 sigue presente en el lugar. Freestone, semi retirado, hace varios tours por casas que Mercury alquiló y otros sitios, con tiques que se consiguen en la oficina de turismo.

Los exmiembros de Queen y su manager organizaron el Mercury Phoenix Trust para recaudar dinero en la lucha contra el SIDA. Durante los últimos años se ha hecho una gala en el casino de Montreux en las fechas próximas al cumpleaños de Mercury, el 5 de setiembre.

El evento es abierto y los fans pueden comprar entradas. En 2016, Mercury habría cumplido 70 años. “Es difícil imaginarse a Freddie a los 70”, dice Freestone. “Porque nunca quería parar. Usamos su cumpleaños para celebrar fiestas, que es lo que él hubiera querido”.

VÍDEO | A continuación, te mostramos en una vista aérea la estatua de Freddie Mercury en Montreux y el apartamento donde vivió:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*