El día que Freddie Mercury rompió la hucha

Le pidió a su madre todo el dinero que tenía. ¿Sabes para qué?

Àngel Asensi y Miquel Asensi, Periodistas.

Cuando una persona es adolescente, los primeros ahorros son impactantes. Como si fuesen una primera piedra de tus futuros sueños, proyectos… y eso siempre anima a depositar las monedas en una caja o en una hucha para, con el tiempo, comprobar que se van multiplicando.

Y cuando tienes 18 años, esas cantidades también son muy importantes. Freddie Mercury ya había tenido algún trabajo (en el aeropuerto, por ejemplo), lo que le permitió ahorrar cierta suma de dinero. Su madre le aconsejó que lo ingresara en una caja postal para una mayor seguridad y además, ella sería quien se lo administraría.

Pero llegó un día en el que Freddie habló con su madre. Los dos conversaron y comentaron que había 60 libras en esa cuenta. Freddie le pidió 50. ¿Para qué?

El cantante se lo explicó: un amigo suyo necesitaba dinero ya que le habían echado de su piso y por tanto, no tenía ni dónde ir ni cómo subsistir. Y Freddie quería prestarle esas 50 libras para mejorar su vida, para ayudarle de una manera directa.

Su madre le preguntó en ese momento qué garantías le ofrecía su amigo para devolverle la cantidad de libras y en qué plazo era posible subsanar las deudas. Pero esas cuestiones no le importaban a Freddie Mercury. Quería ayudar a su amigo, independientemente de su futura devolución.

Mrs. Bulsara entendió la generosidad de su hijo a la vez que destacó que este valor fue siempre una tónica durante la vida de Freddie. También se lo confirmó a Jacky Gunn y Jim Jenkins en su libro “Queen”.

Cuando el cantante falleció, su fortuna se cifró en unos nueve millones de libras (aunque no se supo de una manera exacta). Pero antes de amasar esa cantidad tan inmensa, 50 libras de Mercury ayudaron a alguien a no tener que dormir en la calle a la vez que a su amigo le supuso llevar a Freddie toda la vida en el corazón.

AUTORES: Àngel Asensi y Miquel Asensi tienen a la venta un libro sobre Queen llamado «Queen: En el regazo de los dioses». Compra tu unidad aquí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*