3 Comments

  1. Esta muy claro que esa fabulosa y magistral banda llamada “Queen” ya no existe.Terminó sin dudas con la dolorosa partida de Freddie y el abandono salomónico de John.
    Mas allá de los lanzamientos post Freddie, todo lo que se ha hecho con artistas sustitutos lleva el nombre “Queen +”, lo que demuestra una sutil y eficiente estrategia de marketing, es casi igual, pero diferente. La marca Queen se mantiene intacta pero sugiere modestamente un cambio: si bien hay mucho de menos como John y Freddie, le banda sigue sumando en vez de restar.Los signos hablan poco dicen mucho.
    Mas allá de los logros y desaciertos de esta etapa “+”, Queen ha trascendido las ausencias reconvirtiéndose y reinventándose una vez mas. Imaginemos lo complejo que debe ser para Brian y Roger en lo emocional, en lo musical y claro, en lo económico llevar adelante una labor como la que llevan. Es difícil, sino imposible mantener el fresco el legado de semejante pasado sin verse ni sonar como un patético y decadente conjunto de gerontes apolillados que viven del pasado tiñendo sus canas y tapando sus grietas con botox, chicas “meneando el bote”, autotune y playback.
    Queen+ no es nada de eso, suenan frescos, vitales y envidiablemente afinados y potentes. Ni Roger ni Brian han perdido sus brillantes habilidades y la sangre nueva, aunque produzca rechazo para algunos, es fundamental en ello. Hubiera sido lo mismo incorporar, por ejemplo a R.Plant o a A.Rose? Creo que a esta altura a sería un cabaret decadente de viejas glorias.
    Al contario, creo que errores mas o errores menos, están manteniendo el lujoso y majestuoso Titanic a flote, con notable gallardía y seguramente logrará llegar a buen puerto con sus averías y todo. Peor hubiera sido tener que profanar para consumir las ruinas oxidadas de su penoso naufragio, años depués.
    De mi, al menos, tienen mi humilde aporte de para seguir remando.
    God save the Queen.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*