Por qué el ego podría fastidiar el biopic sobre Freddie Mercury

ARTÍCULO DE OPINIÓN. POR ALEJANDRO ARBELO.

Todos los fans de Queen estamos expectantes. Si todo marcha según lo previsto por la banda, en diciembre de 2018 nos enfundaremos nuestra mejor camiseta del grupo y ocuparemos, estremecidos, una butaca en los cines de nuestra ciudad para ver -quién sabe cuántas veces- el esperado biopic sobre la trayectoria de Queen y su añorado líder, Freddie Mercury. Se trata de un proyecto que se ha retrasado en el tiempo más de lo deseable -para mí lo ideal habría sido verla en cartelera con motivo del 40 aniversario del grupo, en 2011, o con ocasión del 25 aniversario del fallecimiento de Mercury, el año pasado-, y que debe, por fin, honrar la memoria de la leyenda de Zanzíbar.

No obstante, a tenor de los vaivenes que ha sufrido la producción con motivo de la elección del actor que habría de encarnar a Freddie en la gran pantalla, y de la concreción del propio argumento del film, me surgen ciertas dudas respecto al producto final. Y es que creo que el ego podría llegar a fastidiar la película… ¿Por qué? Entremos en materia

En 2013, la posibilidad de que el talentoso actor británico Sacha Baron Cohen interpretara a Mercury en la película se esfumó. La intención del protagonista de Borat y El Dictador era desarrollar el personaje de forma fidedigna a lo que fue su vida, con todos sus éxitos y virtudes, pero también con todos sus excesos y aristas…Esta idea chocó de pleno con los restantes miembros de Queen al frente del proyecto, Brian y Roger, quienes pretendían una película más soft, apta para todos los públicos.

El punto de fricción principal entre los músicos y el actor, además de la idea de película en sí, estuvo en el momento de la trama en que habría de narrase la triste muerte de la estrella del rock. Para May y Taylor, habría de contarse en la mitad de la trama, para a continuación repasar cómo la banda se repuso y mantuvo vivo “el legado de Mercury”. “Nadie va a ver una película en la que el protagonista muere de SIDA a la mitad y luego se nos sigue contando qué ocurre con el resto del grupo“, fue la réplica del actor.

Dicho esto, cualquiera de nosotros, fans de Queen, podríamos posicionarnos y argumentar en favor de una u otra postura. La mía es clara: la película no solo ha de entretener, sino que también ha de impactar y emocionar, como siempre lo hizo Mercury. Por ello, sin llegar a realizar un filme que se pueda catalogar para mayores de 18 años, el biopic sí debería contar la vida del músico y cantante, así como de su doloroso final, tal cual fue.

Freddie Mercury vivió la vida con gran intensidad, amaba el show, y, en consecuencia,  la mejor manera de honrarle sería narrando su existencia y obra sin edulcorar, atribuyéndole además, un papel preponderante en todo el argumento. Y es que Queen, más allá de Mercury, nunca fue lo mismo…

Es por ello, en definitiva, que pienso que el ego podría dar al traste con esta oportunidad única, ya que no puedo evitar pensar que los buenos de Brian y Roger pretenden desviar el foco de atención sobre la figura de Freddie y hacerlo girar un poco sobre la suya propia (algo por otra parte, entendible). A mi juicio, no se puede descargar de protagonismo al carismático líder de Queen y desustanciar su vida y la fatal e irreparable pérdida que supuso su muerte. La película sobre Freddie Mercury y Queen no debería convertirse en un producto de Disney

Kredito24

4 Comments

  1. Estoy totalmente de acuerdo con Alejandro Arbelo,pienso que deberian contarnos lo que fue.Freddie ha sido y es lo suficientemente grandioso,como para no contar su realidad.
    Respecto a contar como han remontado sin Freddie,sobra,no todos los fans estan muy a favor de lo que han echo y no tengo duda de que la musica de Queen seguiria sonando vomo siempre

  2. Comparto absolutamente la opinion del autor del artículo. Aunque es muy dificil plasmar en 90/120 minutos la vida de Freddie, su arrollador talento, la historia de la banda, la de John, Roger y Brian, la enfermedad de Freddie, su muerte y la etapa Queen+ y además su gloriosa música.
    Y todo eso sin que sea un documental más y que además resulte un producto atractivo estéticamente, entretenido, comercialmente viable, balanceado que conforme a los fans, a los críticos de cine y al público en general, que pase los “filtros morales”, que sea cuidadosamente tratado el tema del SIDA (considerando el contexto de los 80/90) y unos cuantos etcéteras más.
    Después de considerar todas esas variables y millones de dólares en producción hay que soportar los fans archi-putistas que van (vamos) a criticar hasta que el bigote del falso Freddie es menos frondoso que el original.
    Se lo que fuera el film debe superar todos esos escollos, y no es tarea fácil.
    Suerte y apoyo de mi parte.
    There can be only one…

  3. La pelicula deberia llegar hasta el ultimo concierto de QUEEN en Knebworth Park 9 / Agosto / 1986, un momento apoteosico en la carrera!… Seria triste que llegaran hasta el final de la vida de Freddie.. :/

  4. Sacha Baron Cohen desistió de interpretar a Freddie Mercury porque en el guion que le acercaron, se daba vida a Mercury hasta la mitad del film, momento en el que se relataba su muerte. El resto de la película describía como se arreglaron May y Taylor para seguir adelante con la musica de la banda, cosa que efectivamente ocurrió con las experiencias posteriores que incluyeron a Paul Rodgers y ahora a Adam Lambert, aunque con la negativa de John Deacon a seguir tocando porque consideraba que no era Queen lo que subiría al escenario sin su amado Freddie Mercury, quien siempre protegió a John. Por ese motivo Baron Cohen no aceptó el rol, incluso no le encontraba logica a un proyecto en el cual su principal figura era borrada en la mitad del relato. Esto es lo que me he enterado hace años cuando comenzó a circular el rumor de una biopic sobre Freddie Mercury y Queen. En lo personal, siento que tanto May como Taylor defraudarían mi devoción hacia ellos si detrás de todo se escondiera otro interés comercial (como el que han demostrado al seguir girando por el mundo, publicando libros año tras año y películas que deberían ser de público dominio como muestra de gratitud hacia sus fanáticos), ya que han cosechado fortunas por sus indudables y únicos talentos, ganadas en buena ley y justificado en todos los casos. Esta reflexión mía también la baso en el poco feliz comentario de May acerca de la lesión de Freddie en su pie a causa de su enfermedad, declaración que difundió la prensa el día anterior a la salida a la venta de un nuevo libro sobre Queen. Otra razón no encuentro, ya que indudablemente su música los hizo inmortales para el resto de la humanidad y por ella viviran por siempre. De todos modos, mi amor hacia ellos sigue inalterable y seguirán marcando mi vida, antes de joven admirador y ahora de viejo cada vez mas fanatico. Abrazos a todos y GOD SAVE THE QUEEN y Dios cuide y proteja por siempre a mi amado Freddie Mercury

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*